Getlife

Todos los tipos de seguros de vida

Tipos seguros vida

Cuando se contrata un seguro de vida individual, se busca la tranquilidad que te aporta el saber que tus seres queridos estarán protegidos y recibirán un apoyo económico en el caso de que algo te suceda. Antes de comprar una de estas pólizas, debes informarte de cuál es la que mejor se ajusta a lo que necesitas. Existen diferentes tipos de seguros de vida según su objetivo y características. Saber diferenciar estos tipos es imprescindible para escoger la póliza adecuada.

¿Qué diferencias entre los seguros de vida y no vida existen ?

Dentro del sector de los seguros se pueden señalar dos grandes grupos que engloban los diferentes tipos de pólizas según sus coberturas y objetivos: Los seguros de vida y los seguros de no vida.

Definición de seguros de vida

Los seguros de vida son productos aseguradores de personas que protegen económicamente al beneficiario en caso de fallecimiento o incapacidad temporal del asegurado. Es decir, es una póliza que una persona contrata para garantizar un apoyo económico a sus seres queridos cuando el ya no pueda hacerlo, ya sea por haber fallecido o por estar incapacitado para seguir trabajando.

Si tienes dudas sobre este tipo de seguros lee nuestro artículo ¿Qué es un seguro de vida?

Definición de seguros de no vida

Los seguros de no vida engloban todos los demás tipos de seguros. Dentro de esta categoría podemos diferenciar:

  • Seguros personales: protegen a la persona asegurada de sucesos que le ocurran directamente, como pueden ser los seguros de accidentes o de salud.
  • Seguros de daños o patrimoniales: cubren las eventualidades que afectan a los bienes pertenecientes al asegurado. Estas pólizas ofrecen una indemnización cuando se sufre uno de los sucesos estipulados en el contrato. Aquí encontramos los seguros de cosas (cubre la perdida de bienes materiales) y los seguros de responsabilidad (protege frente a la responsabilidad civil). Algunos ejemplos son el seguro de choche, seguro de incendios, seguro de robos, o seguros de hogar, entre otros.
  • Seguros de prestación de servicio: Ofrecen diferentes servicios en el caso de ocurrir alguno de los sucesos pactados en el contrato. Dentro de este tipo encontramos los seguros de decesos, seguros de asistencia jurídica o los seguros de asistencia en viaje, entre otros.

Tipología o modalidades de seguros de vida individual

Hay diferentes tipos de seguros de vida que podrás contratar según el objetivo que deseas. Así, la principal distinción que se puede hacer es entre los seguros que protegen a tus seres queridos cubriendo el fallecimiento o incapacidad del titular, y los que buscan el ahorro del asegurado.

Teniendo en cuenta esto, podemos hablar de los seguros de vida riesgo y los seguros de vida ahorro. Sin embargo, dentro de ellos existen algunas variaciones que dan lugar a diferentes productos. A continuación, te explicamos qué tipos de seguros de vida existen en España para que puedas diferenciarlos.

Seguros de vida riesgo

También conocidos como seguros para casos de muerte, los seguros de vida riesgo tienen como función cubrir el fallecimiento o incapacidad total del asegurado, otorgándole al beneficiario el capital estipulado en la póliza cuando ocurra uno de estos sucesos. Por lo tanto, en este tipo de pólizas el asegurado y el beneficiario no son la misma persona.

seguro vida riesgo

El seguro de vida riesgo se puede contratar en dos modalidades distintas:

Seguros de vida riesgo temporales

Con este tipo de seguro se cubre el riesgo de defunción prematura antes de la finalización del contrato. Si el asegurado no sufre ningún daño de los cubiertos durante ese tiempo la aseguradora no deberá pagar la indemnización y no se recuperará el dinero. Este tipo de pólizas se suele contratar para la amortización de un préstamo y su duración es renovable.

Aquí podemos hacer una diferencia entre los seguros de vida a término, un tipo de seguro de vida temporal que tiene un plazo establecido. Este tipo de pólizas se contratan por una cantidad de años determinada que suele ir de los 5 a lo 30 años.

También encontramos los seguros de vida anual renovables, una modalidad en la que cada año vas renovando el seguro. Siempre que renueves el seguro y pagues las cuotas estarás cubierto. Puedes tenerlo los años que quieras, hasta el límite de edad máxima del asegurado que establezca la entidad. La edad máxima suele estar entre 65 y 70 años.

Tiene muchas ventajas para la gente joven. El precio de estas pólizas no suele ser elevado y puede tener coberturas bastante grandes. Es importante diferenciar todas modalidades para el pago de las primas que el asegurado deberá abonar:

  • Primas crecientes: También conocidas como primas renovables, son una forma de pago que se va modificando en función de la edad del asegurado. Según se van cumpliendo los años el precio irá subiendo. Esto se debe a la mayor posibilidad de riesgo de fallecimiento.
  • Primas constantes: También llamadas primas niveladas. Se trata de compensar los pagos durante toda la vida del préstamo. Es decir, con esta modalidad se pagará más o menos lo mismo tengas la edad que tengas.
  • Primas decrecientes: Este tipo de primas están relacionadas con los seguros para préstamos bancarios. El beneficiario es la entidad y el pago de la prima se irá reduciendo según lo que nos quede por pagar del préstamo.

Seguros de vida asociados a hipotecas

Dentro de la modalidad de seguros de vida riesgo temporales, es importante destacar los seguros asociados a hipotecas. En muchas ocasiones, al contratar la hipoteca, puede ser interesante un seguro de vida asociado a ella. Los seguros de vida para la hipoteca son un tipo de seguro de vida riesgo temporal, ya que cubren el fallecimiento o incapacidad total del asegurado durante el tiempo que dure el préstamo.

En este caso el asegurado es titular de un préstamo hipotecario y el beneficiario que recibe la indemnización es el banco. El objetivo de esta póliza es cumplir con el pago de la deuda que se tiene con la entidad. De este modo, el seguro no deja que el peso de la hipoteca recaiga sobre tus seres queridos, quienes podrán disfrutar de la vivienda sin preocupaciones, pero no recibirán un apoyo económico extra.

Si quieres saber si debes contratar este tipo de seguro puedes informarte en nuestro blog de ¿Qué es un seguro de vida para la hipoteca?

Seguros de vida reembolsables

Los seguros de vida reembolsables o con reembolso de prima, son un tipo de seguro de vida riesgo temporal que tienen muchas ventajas. En este tipo de seguros, el contrato de la póliza tendrá un tiempo estipulado que no puede ser menor de 5 años, ni puede continuar vigente después de que el augurado cumpla 70 años. Es por esto que suelen ser seguros que solo podrán contratar menores de 64 años.

Durante el tiempo que dure esta póliza el seguro cubrirá el fallecimiento del tomador. Cuando el periodo estipulado en el contrato del seguro de vida haya terminado, si el asegurado no ha fallecido, se le devolverá parte de las primas que había abonado (suele variar entre el 40 y el 60% según la entidad). Se trata de una opción muy flexible que se adapta a cada situación.

Seguros de vida entera

La cobertura en este tipo de seguros se extiende de forma permanente, durante toda la vida del asegurado y sin plazos. La indemnización es pagada inmediatamente después del fallecimiento del asegurado, sin importar el momento en el que ocurra. En este caso las primas también pueden ser de dos tipos:

  • Primas vitalicias: se pagarán durante toda la vida del asegurado.
  • Primas temporales: se abonarán solo durante unos años.

Seguros de vida ahorro o seguros de supervivencia

Los seguros de vida ahorro también son conocidos como seguros en caso de vida o para casos de supervivencia o jubilación. En este tipo de pólizas el beneficiario suele ser el tomador el que recibirá el capital al llegar la fecha de fin de contrato. Su finalidad es realizar una inversión a medio o largo plazo para complementar las prestaciones por jubilación o hacer frente a posibles desembolsos en el futuro.

Seguros supervivencia seguro ahorro

Este producto ofrece unos intereses bastante bajos si se compara con otros productos de ahorro, no tienen riesgo y no tributan por la rentabilidad, solo lo hacen en el cobro de la póliza. Dentro de este tipo de seguros también podemos distinguir distintas modalidades a la hora de contratarlos:

Planes de Previsión Asegurados (PPA)

Este es un seguro de ahorro individual a largo plazo similar a los planes de pensiones tradicionales y no supone ningún riesgo. Su objetivo es servir como complemento en la jubilación, aunque también cubre otros sucesos como el fallecimiento, la incapacidad permanente y situaciones de dependencia.

Al contratar este tipo de seguro de ahorro podrás recuperar el dinero invertido con sus intereses en el momento de la jubilación. A diferencia de los planes de pensiones, los rendimientos en los PPA están garantizados. En estas pólizas no se podrá realizar una retirada prematura a no ser que se den situaciones excepcionales.

Planes Individuales de Ahorro Sistemático (PIAS)

Las PIAS son seguros de ahorro a largo plazo para garantizar una renta vitalicia al tomador del seguro cuando supera la edad estipulada en el contrato. Aquí el asegurado, tomador y beneficiario es la misma persona.

Su objetivo es generar un ahorro con aportaciones anuales no superiores a 8.000€. La aportación total no podrá superar los 240.000€ y no existe obligación de aportar una cantidad todos los años. Su gran ventaja es su tratamiento fiscal. Si se cobra después de 5 años de comenzar con las aportaciones y se cobra en forma de renta vitalicia, el capital que se recibe está exento de impuestos.

Seguros individuales de ahorro a largo plazo (SIALP)

Estos seguros también son llamados Planes de Ahorro 5. Su objetivo es proporcionar la seguridad de tener un tipo de interés cierto durante el tiempo que dure la inversión.

Las aportaciones anuales no deben superar los 5.000€ y el plazo mínimo para la recuperación del capital es de 5 años. Cumpliendo este último requisito contarán con la ventaja fiscal de estar libres de impuestos y al menos se recuperará el 85% de lo que se ha invertido.

Unit Link

Son seguros de ahorro e inversión asociados a fondos de inversión. El tomador del seguro es quien asume el riesgo de la inversión. Esto conlleva que el capital asegurado dependerá del resultado de la inversión realizada. Una parte de la aportación anual que se realiza va destinada al pago de la prima. No tienen límite de cantidad de las aportaciones, pero tampoco dan la seguridad de rentabilidad. La ventaja de este seguro es la gran capacidad de gestión que tiene el titular.

Seguro de rentas

Al contratar este seguro el asegurado tendrá garantizada una renta vitalicia (cobro de una cantidad de dinero durante el resto de tu vida) o una renta temporal (cobro durante un tiempo específico) gracias a la aportación de un capital único o el pago de una prima durante un tiempo determinado.

Seguros de vida mixtos

Como bien dice su nombre, se tratan de unos tipos de seguros de vida que mezclan las dos modalidades anteriores, los seguros de riesgo y los de ahorro. Con este tipo de póliza te puedes beneficiar de ambas coberturas. Por una parte, en caso de fallecimiento del asegurado, los beneficiarios quedarán cubiertos y recibirán la indemnización. Pero a su vez, si el asegurado sobrevive a la edad que se estipula en el contrato, recibirá la prestación contratada.

Productos de seguros de vida para cada situación

Como ya hemos visto por la división de tipos de productos de vida que existen en el mercado, podremos elegir de entre una gran variedad, el que mejor se adapte a nuestra situación y necesidades.

Así, existen productos de seguros de vida encaminados a proteger a nuestros familiares cuando ya no estemos, cómo son los seguros de vida riesgo. En los que en el caso de nuestro fallecimiento se les proporciona una indemnización a nuestros familiares (beneficiarios). A estos se les puede añadir otras garantías. La más común es la incapacidad permanente y absoluta, para protegerte a ti en caso de que no puedas volver a trabajar.

Y luego están los productos que tienen como objetivo el ahorro, de ahí su nombre seguros de vida ahorro. Estos tratan de ser un apoyo para la jubilación y los disfrutas tú, cuando ya eres más mayor. Por eso se llaman seguros de vida de supervivencia.

Recuerda tener claros tus objetivos a la hora de contratar un producto de seguro de vida y escoge el que realmente necesites. Si tienes dudas sobre todo esto, desde Getlife queremos ayudarte en todo lo que podamos. Por eso te damos la opción de hablar con un experto en seguros de vida.

Getlife, tu seguro de vida online en 2 minutos

Si te has decidido a contratar un seguro de vida para proteger a tus seres queridos cuando ya no estés, deberás informarte de cuál es el que más te conviene. Con el seguro de vida riesgo 100% online de Getlife tu objetivo se cumplirá. Por unos pocos euros al mes, y en tan solo unos minutos, podrás contratar un seguro con buenas coberturas y sin letra pequeña.

Vídeo: Todos los tipos de seguros de vida que existen en España

Cada tipo de seguro de vida que existe en el mercado está destinado a cumplir un objetivo concreto. Por eso, es importante conocer las diferentes modalidades de las pólizas de vida. Sabiendo para qué sirve cada una de ellas, podremos encontrar la más adecuada para nosotros.

Calcula tu precio

Asegúrate en 2 minutos 100% online, aprobamos tu solicitud de forma instantánea. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *