Getlife

¿El seguro de vida es obligatorio para préstamos?

seguro vida préstamo

A la hora de contratar un préstamo con una entidad, ya sea un préstamo hipotecario o un préstamo personal, no pueden obligarte a tener un seguro de vida vinculado. Aunque si se trata de una opción bastante recomendable, ya que si algo te ocurriera, tus seres queridos no tendrían que preocuparse de la deuda que te queda pendiente de pago, ya que tu póliza lo cubriría.

Seguro de amortización de un préstamo ¿Qué es?

Los seguros de amortización de un préstamo o seguros vinculados a préstamos, son pólizas de vida cuyo capital asegurado suele ser decreciente y depende de la deuda que te queda por pagar a la entidad financiera. Se trata de una solución interesante si quieres asegurarte de que tu familia no tenga que preocuparse de algunas de tus deudas si algo te ocurre. Este seguro podrá durar como máximo el tiempo en el que el préstamo este vigente.

En este tipo de seguros, se puede decir que el beneficiario, es decir, quien recibe la indemnización, no es un ser querido que tú elijas, sino la entidad que te concedió el préstamo y con la que tienes una deuda pendiente.

Si la protección de un seguro de vida de amortización de préstamo no te parece lo suficiente para tu familia, ya que ellos no recibirán ningún apoyo económico en el caso de que algo te suceda, pregunta a tu entidad si puedes contratar un seguro de vida con capital constante. Con este producto, la parte sobrante irá dirigida a quien tú elijas. Otra opción es contratar un seguro de vida familiar adicional en el que puedas poner de beneficiarios a tus seres queridos.

Seguro de vida vinculado a la hipoteca

El seguro de vida vinculado a la hipoteca es uno de los seguros de amortización de préstamo más comunes. Se contratan con el objetivo de cubrir el préstamo que tienes con la entidad financiera en el caso de que algo te ocurra, para que tus seres queridos no tengan que preocuparse por ello en ningún momento.

Desde hace unos años, con la nueva ley hipotecaria, no es obligatorio contratar un seguro de vida vinculado a la hipoteca, aunque los bancos suelen ofrecer bonificaciones, como un interés menor, si lo contratas. Una de las bonificaciones comunes también puede ser una bajada del diferencial, es decir, del porcentaje que le suman al euríbor en las hipotecas variables. Realmente, lo que dejan de ganar bajando ese diferencial lo compensan con la reducción del riesgo y el precio del seguro.

Recuerda que si contratas el seguro bonificado y decides cancelarlo poco después, es muy probable que la entidad decida quitarte la bonificación que tenías y los intereses de tu préstamo hipotecario suban. Es importante saber que el único seguro al que te pueden obligar a contratar con la hipoteca es un seguro de hogar cuya cobertura sea el incendio.

Si ya tienes un seguro de vida con la hipoteca y quieres cambiarlo, en Getlife te mejoramos el precio y te ayudamos con todo el papeleo.

Seguro de vida para préstamo personal

Los préstamos personales son un producto financiero muy común actualmente que se suelen contratar para diversos objetivos y en distintas ocasiones. Financiar estudios, pagar las vacaciones, regalos de navidad… Son muchas las razones por las se suele contratar un préstamo personal. Y a la hora de contratar este producto, las entidades suelen ofrecer un seguro de vida vinculado, para garantizar el pago.

Los seguros de vida para préstamos personales también son seguros de amortización de un préstamo, sin embargo, en este caso el capital que se asegura suele ser menor, porque las deudas son más bajas si las comparamos con la de una hipoteca.

Las entidades también pueden ofrecerte en esta ocasión bonificaciones por la contratación de un seguro de vida vinculado al préstamo personal, aunque es cierto que puede que no te compense, ya que la cantidad a asegurar es mucho más baja

seguro vida préstamo personal

Seguros vinculados a préstamos personales ¿son obligatorios?

No, como ya hemos comentado, los seguros de vida vinculados a los préstamos personales no son obligatorios. Por la ley del contrato de seguro, una entidad nunca puede obligarte a contratar un seguro de vida vinculado, si bien es cierto que pueden ofrecerte bonificaciones, como por ejemplo, una bajada de los intereses. A pesar de estas bonificaciones, los seguros de vida suelen ser siempre bastante más baratos al contratarlos con una aseguradora en lugar de con el banco.

Cuando pides un préstamo personal, las entidades revisan tu solvencia para considerarte apto o no para darte el préstamo. En ocasiones, si no ofreces un aval o contratas con ellos el seguro de vida, y revisan el riesgo y no consideran que eres “solvente” no te consideran apto y pueden denegar el préstamo.

Por ello, si no se trata de un préstamo con una cantidad muy alta y tu historial financiero es bueno, es probable que no necesites el seguro de vida vinculado, y que con tener la nómina domiciliada en la entidad sea suficiente para que te financien.

¿Qué cubre el seguro de vida de un préstamo?

Como todos los seguros de vida, los vinculados a préstamos cubren el fallecimiento del asegurado como garantía principal. Además, también pueden añadirse garantías complementarias como la incapacidad permanente y absoluta.

Sin embargo, la gran diferencia es que estos seguros tienen como objetivo solo el pago de la deuda que tienes con la entidad que te otorgó el préstamo. Por tanto tu familia no recibiría ninguna parte de la indemnización.

Aunque puede parecer que esto solo trae beneficios a la entidad que recibe la indemnización, la realidad es que también es una forma de proteger a tus seres queridos. Ya que la deuda que tenías pendiente desaparece sin que ellos se tengan que preocupar por el pago. Y en el caso, por ejemplo, de un préstamo hipotecario o el préstamo para la compra de un automóvil, tus familiares podrán seguir disfrutando de ese bien material.

¿Cómo se calcula el seguro de vida en un préstamo?

El capital que debemos contratar cuando escogemos un seguro de vida para un préstamo debe ser como mínimo la cantidad de dinero que la entidad nos presta. Si bien es recomendable escoger un poco más de cantidad para poder dejar a nuestros familiares un mayor apoyo económico.

En cuanto al precio de nuestro seguro de vida, variará en función de diferentes factores, al igual que en cualquier tipo de póliza. La edad del asegurado, el cuestionario de salud y el capital que decidamos contratar, serán los factores más determinantes.

Aquí te contamos cómo calcular el precio de tu seguro de vida y los diferentes factores que afectarán a la prima de tu póliza.

Seguro de prima única financiada o seguro PUF

Se conoce como Seguros PUF a los Seguros con Prima Única Financiada, un tipo de pólizas de vida en los que la prima de tu seguro de vida queda incluida dentro de la cantidad que se recibe como préstamo. Esto quiere decir que se suma la cantidad total que se debe pagar del seguro de vida, se introduce como parte del préstamo y su pago tiene lugar con las cuotas de devolución del préstamo y con los mismos intereses.

Así, el pago de esta forma nos lleva a pagar intereses por nuestro seguro de vida, lo que por tanto, encarece el préstamo. Se trata de un producto muy poco recomendable, ya que si decides pagar el seguro aparte, podrás ahorrarte bastante dinero. Por eso, si tienes el dinero suficiente para pagar las primas de tu seguro de vida, es preferible que no escojas esta opción.

Un seguro de prima única financiada está delimitado en el tiempo por ley. Según la ley del contrato de seguro, tienen una duración máxima de 10 años, aunque podría alargarse o acortarse un año.

Al igual que con otros productos, la entidad posiblemente nos ofrezca un Seguro PUF o Seguro de prima única financiada, pero no estaremos en la obligación de aceptarlo y podremos escoger la opción que más nos conviene.

A pesar de esto, se puede señalar una ventaja de los seguros PUF, y es que al pagarlo con las cuotas del préstamo es más sencillo asumir el pago. Además, si conseguimos amortizar el pago del préstamo hipotecario antes del vencimiento del seguro, el banco deberá devolverte la diferencia.

seguro prima única financiada PUF

Devolución del seguro de un préstamo personal

Si tienes un seguro de vida vinculado debes saber que puedes cancelarlo, aunque tienes un tiempo límite para poder hacerlo. Siempre que tengas un seguro de vida superior a 6 meses, tendrás 30 días desde la firma del contrato para cancelarlo, eso sí, es posible que la aseguradora no te devuelva la parte proporcional al tiempo que has estado cubierto por el seguro.

Si ya han pasado esos 30 días, normalmente tendrás que esperar a un mes antes de la renovación anual del contrato para proceder a la cancelación. En este caso, no te devolverá ninguna cantidad, ya que durante ese año has estado cubierto.

En el caso de los seguros de amortización de un préstamo, pueden pagarse de forma fraccionada o en prima única, es decir de una sola vez. Para este segundo caso, si consigues cancelar la hipoteca con anterioridad a lo esperado, tienes derecho a reclamar la parte proporcional del tiempo que no necesitarás estar cubierto, pero que ya has pagado con anterioridad.

El seguro de vida que te cubre completamente

Con el seguro de vida de Getlife, encontrarás la solución para cubrir a tu familia completamente. Con el dinero de la indemnización no solo quedará cubierta la deuda que tengas con el banco con la que contrataste el préstamo, sino que además podrán utilizar la indemnización para otros gastos como pueden ser la alimentación, los gastos diarios de la casa o los futuros estudios de tus hijos.

El seguro de vida de Getlife es un producto que se adapta a ti desde el principio, y si tu vida cambia, tu seguro lo hará contigo. Se trata de un producto creado por personas como tú que saben lo que necesitas, por ello si necesitas realizar cambios en tu póliza podrás hacerlos en cualquier momento. Y si consideras que ya no necesitas la póliza podrás cancelarla al momento sin dar explicaciones, pues es un seguro sin permanencia.

 

Calcula tu precio

Asegúrate en 2 minutos 100% online, aprobamos tu solicitud de forma instantánea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *