Getlife

Diferencia entre el seguro de vida y accidentes

diferencia entre seguro de vida y accidentes

A la hora de plantearnos contratar un seguro nos pueden surgir muchas dudas. Algunas de ellas vienen derivadas de la cantidad de seguros que existen y que muchos de ellos parecen similares. La confusión entre seguro de vida y accidentes es muy habitual y, por lo tanto, se hace necesario conocer las características de ambos para facilitar el diferenciarlos.

¿Es lo mismo un seguro de vida que de accidentes?

No, no es lo mismo un seguro de vida que un seguro de accidentes.

El seguro de vida es la póliza que, principalmente, cubre el fallecimiento de la persona asegurada, ya sea por causa natural o por accidente. El fin de su contratación es que sus beneficiarios (que suelen ser las personas más próximas al asegurado) reciban una indemnización que les sirva de apoyo económico tras su defunción.

Por su parte, el seguro de accidentes personales es el que protege únicamente frente a los accidentes. Es decir, el cobro de la indemnización solo se produciría si el perjuicio ocasionado se debiese a un accidente.

Veamos con más detalle las características del seguro de vida y accidentes.

¿En qué consiste un seguro de vida?

El seguro de vida es aquel que se contrata para que los beneficiarios de la persona asegurada reciban una indemnización económica en caso de su fallecimiento, bien sea por causa natural o accidental, siempre que el motivo no forme parte de las exclusiones del seguro de vida.

Además del fallecimiento, en esta póliza se pueden incluir otras garantías que proporcionen mayor seguridad sobre el asegurado y su familia

Descubre más sobre qué es un seguro de vida.

¿Qué contingencias cubren los seguros de vida?

Como se ha mencionado, además del fallecimiento, que es la garantía base de un seguro de vida, se pueden incluir otras. Entre las garantías complementarias más comunes está la incapacidad permanente y absoluta, que facilitaría al asegurado una indemnización si se le concede la invalidez y no puede volver a desempeñar su trabajo nunca más.

Otras garantías importantes a considerar son la enfermedad grave, que permitiría pagar el tratamiento y otro tipo de gastos derivados, y los accidentes, por los cuales se puede llegar a cobrar el doble o triple del capital asegurado.

Situaciones excluidas en la póliza de vida

A la hora de firmar el contrato de un seguro de vida es muy importante tener en consideración todas las cláusulas de la póliza. Analizando bien esos puntos se pueden comprobar los casos establecidos en los que el seguro de vida no te proporcionaría una cobertura.

Las exclusiones de los seguros de vida dependerán de lo que quiera establecer cada aseguradora. Una de las más comunes, a nivel general, es el fallecimiento por realización de deportes o actividades peligrosas, o derivado de un trabajo de alto riesgo para el seguro de vida (bomberos, cuerpos de seguridad, trabajadores aéreos, etc.).

¿Qué es un seguro de accidentes?

Muchas veces no somos conscientes de lo expuestos que estamos a sufrir accidentes tanto en el ámbito laboral como en el personal. Quien quiera garantizarse cierta comodidad económica frente a esos posibles casos, debe saber que puede contar con un seguro de accidentes.

El seguro de accidentes es el que aporta una indemnización al asegurado o a sus beneficiarios únicamente cuando las consecuencias sufridas (problemas físicos leves, graves, incapacidad permanente, temporal, fallecimiento…) hayan sido causadas por un accidente.

seguro de accidentes

Tipos de seguro de accidentes

Dependiendo del tipo de garantías a contratar se podría hablar de diferentes tipos de seguros de accidentes. Por ejemplo:

  • Accidentes personales: proporciona cobertura total si se da fallecimiento o invalidez permanente provocada por cualquier situación, bien sea en el ámbito personal o laboral.
  • Accidentes familiares: cubre fallecimiento o invalidez permanente de todos los miembros de la familia que estén asegurados. La indemnización se recibirá tanto por el accidente como por las secuelas derivadas que pudiesen aparecer hasta dos años después del mismo.
  • Incapacidad temporal laboral: para los accidentes que produzcan una situación en la que el asegurado no pueda trabajar durante algunos meses o semanas. Estas pólizas cubren los días en los que la persona esté de baja, siempre y cuando supere una semana y se encuentre dentro de los límites del contrato. Además, se pueden añadir garantías extra, como la indemnización por hospitalización.

¿Qué cubren los seguros de accidentes personales?

Un seguro de accidentes te permite, tras sufrir uno de ellos, recibir una indemnización y tener cubiertos ciertos gastos derivados del mismo.

Este tipo de seguros, como los de vida y otros, se adaptan a cada perfil y características concretas, pudiendo calcular la prima en función del capital que se quiera asegurar y las coberturas que nos interese contratar.

Por ejemplo, en caso de accidente que cause incapacidad permanente en el asegurado, este recibirá una indemnización en función del capital pactado. Si lo que sucede es que el asegurado fallece, serían sus beneficiarios los que cobrarían la indemnización.

Cuando el accidente provoque una incapacidad temporal y el asegurado tenga que estar de baja, el seguro le proporcionará una pensión diaria de asistencia sanitaria. Además, este tipo de seguros también cubre los gastos sanitarios, tanto los que surgen por hospitalización como los farmacéuticos.

Seguro de accidentes personales ¿Qué no está cubierto?

A la hora de contratar un seguro de accidentes es importante tener claras las exclusiones, es decir, qué no cubriría tu seguro. Para ello, además de detalles específicos, también hay que comprender qué es lo que no se considera accidente dentro de la póliza.
Cada aseguradora establecerá lo que queda fuera del seguro de accidentes, pero, de forma general, estas son algunas de exclusiones:

  • Accidentes acaecidos por el empleo de estupefacientes no prescritos por un profesional médico.
  • Los accidentes que sean provocados de forma intencional por el asegurado.
  • Accidentes ocurridos bajo los efectos del alcohol o drogas.
  • Consecuencias producidas por el embarazo, aborto o parto.
  • Accidentes que tienen lugar fuera de la fecha de contrato del seguro.
  • Intoxicaciones por medicamentos o alimentos.
  • Prácticas deportivas y otras actividades consideradas notablemente peligrosas

Diferencia entre seguro de vida y accidentes personales

No se puede hablar solo de una característica diferencial entre seguro de vida y accidentes, puesto que, principalmente, son cinco los factores que nos permiten distinguir ambos tipos de seguros.

La causa

La principal diferencia entre seguro de vida y accidentes la encontramos en la causa que da lugar al cobro del seguro.

Mientras que el seguro de vida cubre el fallecimiento tanto por causa natural como por accidente, así como la incapacidad o enfermedad grave si se han contratado como garantías extra, el seguro de accidentes solo daría paso a la indemnización si el fallecimiento o incapacidad del asegurado se produce de manera accidental.

Seguridad frente a las hipotecas

Aunque ahora ya los bancos no pueden obligar a contratar un seguro de vida para conceder una hipoteca, hacerlo es una decisión muy recomendada y beneficiosa. Eso significaría que, en caso de fallecimiento del asegurado, el seguro de vida vinculado a la hipoteca cubriría el pago de esa deuda con el banco, eliminando así esa carga económica a los herederos.

En ese caso hay que tener en cuenta que los seguros que se suelen vincular a este tipo de concesiones bancarias son, como se ha dicho, los de vida y no los de accidentes.

El precio

Otra diferencia entre seguro de vida y accidentes es el precio. Debido a las limitaciones en lo que a coberturas se refiere, los seguros de accidentes suelen ser más económicos que los seguros de vida. Recordemos que las garantías incluidas en la póliza solo son aquellas que se derivan de un accidente, mientras que en los seguros de vida hay más posibilidades y, por tanto, una mayor protección.

Además de esto, hay que tener en cuenta que la prima del seguro de accidentes se basa solo en el capital que deseemos asegurar y las garantías concretas, mientras que la prima de un seguro de vida se calcula teniendo en cuenta esto, pero también en base a otras condiciones. Principalmente, edad del asegurado, salud y hábitos.

Por último, como para el establecimiento de la prima en el seguro de accidentes no se tiene en cuenta la edad del asegurado, dicha cantidad no varía año a año por esta razón. Por su parte, la edad sí es uno de los motivos causantes de la subida anual de la prima en los seguros de vida.

La flexibilidad

Si bien es cierto que quizás por la forma en la que se calcula la prima de un seguro de vida este es más caro que el de accidentes, también lo hace más flexible, pues se irá adaptando a las situaciones que cambien en la vida del asegurado.

Invalidez

Entre las coberturas a contratar tanto en el seguro de vida como en el de accidentes se encuentra la invalidez. Sin embargo, existen diferentes grados de incapacidad o invalidez.

Mientras que el seguro de vida podría cubrir una incapacidad permanente total, incapacidad permanente absoluta y gran invalidez, los seguros de accidentes son los únicos que cubren una invalidez permanente parcial. Aclaremos las diferencias entre estos tipos de incapacidad.

  • Incapacidad permanente total: se da cuando la persona sufre una enfermedad o accidente que le impide realizar su trabajo habitual, pero no otras tareas.
  • Incapacidad permanente absoluta: la persona se ve incapacitada para la realización de cualquier empleo.
  • Gran invalidez: la persona no solo no puede trabajar, sino que necesita ayuda para realizar tareas básicas del día a día.
  • Invalidez permanente parcial: es aquella que no alcanza el grado de total, pero sí provoca en la persona una disminución no inferior al 33% para el rendimiento normal de su profesión habitual. Sin embargo, esa disminución no le impide la realización de tareas fundamentales correspondientes a su trabajo.

 

seguro de vida y accidentes

¿Cuánto cuestan los seguros de accidentes y los seguros de vida?

Es imposible dar un precio concreto para seguros de vida y accidentes, ya que, como se ha visto, la prima de los mismos dependerá, como mínimo, del capital asegurado y de las garantías contratadas.

Lo que sí se puede recalcar es que en el caso de los seguros de accidentes esos serán los factores a tener en cuenta, mientras que en los seguros de vida se le suman condicionantes personales como la edad o salud del asegurado.

Aun así, al simular el precio de tu seguro de vida Getlife, comprobarás, en tan solo 1 minuto, que se pueden disfrutar de todos sus beneficios de una forma sencilla y muy asequible.

¿Es incompatible contratar seguro de vida y accidentes?

Es cierto que seguro de vida y seguro de accidentes no son lo mismo, pero tampoco son incompatibles.

gual que se puede tener más de un seguro de vida contratado sin ningún tipo de impedimento, se puede contratar más de un tipo de seguro diferente. La finalidad de los mismos es cubrir las espaldas del asegurado y/o sus beneficiarios en caso de graves imprevistos, con lo cual, cuanta mayor seguridad, mejor.

Por ejemplo, también se suele hablar mucho de la diferencia entre seguro de vida y decesos y sí que la hay, siendo posible y recomendable la contratación de ambos.

Diferencia entre seguro de vida, accidentes y decesos

Como se ha visto, el seguro de vida es aquel que cubre el fallecimiento del asegurado, bien sea por causa natural o accidental. Además, permite cubrir otras garantías, como son la incapacidad total y absoluta o enfermedad grave.

El seguro de accidentes personales protege solo ante las contingencias provocadas por un accidente.

Por su parte, el seguro de decesos, que también se puede conocer como seguro de muerte, es el seguro cuyo objetivo es cubrir los gastos por servicios funerarios de la persona asegurada. Cuando esta fallece, gracias a dicho seguro se verán cubiertos el entierro, la incineración, el traslado, el servicio de tanatorio, etc.

Además, la compañía de seguros también se encarga de gestionar los trámites necesarios para estos servicios, facilitando a los familiares las tareas en un momento tan delicado. Adicional a esto, estas pólizas suelen ofrecer también ayuda psicológica para la familia del fallecido.

Por lo tanto, mientras que el seguro de vida proporciona una indemnización a los beneficiarios que les puede garantizar cierto apoyo económico durante un tiempo tras el fallecimiento por cualquier causa, el de accidentes solo cubrirá el fallecimiento por esa causa y el seguro el seguro de decesos solamente cubre los trámites y servicios funerarios o de sepelio del asegurado en el momento de la defunción.

Está claro que ni un fallecimiento ni un accidente se pueden predecir, pero sí podemos estar preparados de antemano por si esto nos sucediese, aportando seguridad a nuestros seres queridos. Con el seguro de vida Getlife, los tuyos tendrán garantizada esa tranquilad si algo te sucediese, sea fallecimiento natural o accidente. ¿Tienes dudas? Que eso no sea un problema. Habla con un asesor experto y resuélvelas todas.

Calcula tu precio

Asegúrate en 2 minutos 100% online, aprobamos tu solicitud de forma instantánea. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *