Getlife

¿Qué capital asegurado debo contratar en un seguro de vida?

capital asegurado seguro de vida

Quienes contratan un seguro de vida lo hacen sabiendo que es una decisión muy favorable para sus seres queridos en caso de su fallecimiento. Sin embargo, para que los beneficiarios del seguro puedan cubrir realmente todas sus necesidades tras esta defunción, el capital asegurado en la póliza debe ser el adecuado. Si te preguntas qué capital asegurado hay que contratar en un seguro de vida, te orientaremos hacia la respuesta.

¿Qué es el capital asegurado en un seguro de vida?

Según su definición, el capital asegurado del seguro de vida es la cantidad de dinero contratada que recibirá el beneficiario del seguro a modo de indemnización en caso de fallecimiento del asegurado. Para recibirlo, se deben cumplir todas las condiciones estipuladas en el contrato.

No existe una cifra concreta que se declare como el “capital perfecto” para contratar en un seguro de vida. Esto es así porque la cuantía va a depender de cada persona y de sus circunstancias.

Capital a asegurar en un seguro de vida para hipoteca

En una póliza asociada a un préstamo hipotecario, el capital que se suele asegurar es la cantidad de dinero que te queda por pagar a la entidad bancaria.

Si bien es cierto que las entidades bancarias permiten escoger un capital asegurado menor a la deuda, no podrá ser inferior al 50% del préstamo. También es posible escoger un capital mayor, pensando en cubrir, además de la hipoteca, los futuros gastos de tus familiares.

En los seguros de vida para hipoteca, las primas suelen ser decrecientes, ya que al disminuir la deuda, el capital asegurado es menor y esto influye en el precio.

Pero una opción que puedes elegir, es escoger un seguro de vida con capital constante, es decir, contratas como capital la deuda que te queda por pagar, esta irá disminuyendo pero el capital de tu seguro seguirá siendo el mismo. Así, con la parte sobrante del capital asegurado, tus familiares podrán estar completamente protegidos.

Capital asegurado en un seguro de vida colectivo

Es posible que tu empresa te ofrezca un seguro de vida, al igual que al resto de trabajadores de la compañía, estos son conocidos como seguros de vida colectivos. Estas pólizas suelen tener un capital asegurado mucho más bajo que el seguro de vida tradicional. Es por eso que normalmente, si se desea una mayor protección, se contrate una póliza tradicional adicional, en la que podrás decidir un capital más adecuado para tu situación.

¿Qué pasa si no aseguro el capital correcto?

Debido a que el capital asegurado es la cantidad que va a determinar el nivel de protección que garantices a tus beneficiarios, no equivocarse calculándolo es esencial. En el caso de los seguros de vida que no tienen beneficiario deberá pensar en la cantidad que quieres que tus familiares más cercanos necesitarán.

En caso de quedarnos cortos a la hora de establecer dicho capital, la ayuda existiría, pero sería insuficiente para cubrir todas las necesidades de la persona o personas que van a recibir la indemnización. Esto es especialmente relevante si el asegurado es quien sustenta la economía del hogar.

Con el seguro de vida de Getlife podrás modificar el capital asegurado de tu póliza según tus necesidades, directamente desde tu área de cliente. Si no sabes cuánto capital necesitas realmente, te aconsejamos hablar con uno de nuestros expertos en seguros de vida.

¿Qué capital asegurado debe tener mi póliza de vida?

Cada persona, al ir a contratar su seguro de vida, debe tener en cuenta varias condiciones de su día a día. Estas serán esenciales para establecer el capital asegurado que más se adecúe a todo lo que vayan a necesitar los beneficiarios después de su fallecimiento o tras darse cualquiera de las otras garantías contratadas: invalidez , accidente, etc.

Elegir el capital del seguro de vida en base al sueldo

Si no sabes por dónde empezar a analizar qué cantidad es la que deberías asegurar en tu seguro de vida, una opción rápida es seguir la recomendación de los expertos.

Estos indican como óptimo que el capital asegurado debería ser 10 veces el sueldo neto anual de la persona asegurada. Eso significa que si tu suelo ronda los 30.000 € al año, el capital del seguro de vida debería ser 300.000 €.

Si la cantidad resultante de multiplicar tu sueldo por 10 te parece excesiva para asegurar, los profesionales indican que lo mínimo sería multiplicarlo por 5. Esa cifra es la base de un buen apoyo económico para el beneficiario durante un tiempo.

¿Cómo calcular el capital asegurado para mi seguro de vida?

A pesar de que multiplicar el sueldo anual por varios años sea una opción que quizás se ajuste a tus necesidades, lo mejor es que siempre te detengas a analizar con rigurosidad tu situación económica y personal, teniendo en cuenta diversos factores.

Esto te ayudará a no equivocarte a la hora de establecer el capital del seguro de vida. Para saber qué factores son esos, hay que considerar qué necesidades se desean cubrir. Entre dichos factores se encuentran los que siguen.

calcular capital asegurado seguro vida

Estructura familiar

El número de miembros de la familia que quedarán protegidos gracias al capital del seguro de vida es algo a tener muy presente. No es lo mismo no tener hijos que tener tres, por ejemplo. Además de esto, también hay que considerar en qué etapa de la vida se encuentra cada miembro a la hora de contratación del seguro.

Esto implica pensar en su presente, pero también en el futuro. Siguiendo con el caso de los hijos, no es igual que todos sean niños pequeños en edad escolar, que si están acabando la universidad. Asegurar a los descendientes el pago de todos sus estudios es una cuestión importante que se debe contemplar al pensar en qué capital se debe asegurar en un seguro de vida. Aquí te hablamos sobre la importancia de un seguro de vida familiar.

Ingresos de la familia

Otra cuestión fundamental a la hora de calcular qué capital hay que asegurar son los ingresos de la familia y la responsabilidad del asegurado respecto a la unidad familiar. Esto es así porque no es lo mismo que sea solo el salario del asegurado el que entra en casa, que el hecho de que entren dos sueldos o más.

Reajuste de ingresos

Tras el fallecimiento de un familiar o desde el comienzo de su situación de invalidez, por ejemplo, el entorno del asegurado necesitará un tiempo de adaptación hasta recuperar cierta normalidad y estabilidad económica.

Los expertos señalan que dicho tiempo suele rondar entre los 3 y los 5 años. Los gastos que se puedan generar durante ese periodo deberían estar contemplados dentro del capital asegurado del seguro de vida.

Hipoteca

Si el asegurado es quien está pagando la hipoteca de su hogar, lo ideal es añadir la cuantía que falte por abonar al capital. De esa manera, si el beneficiario quedase a cargo de la casa, no tendría que hacer frente a ese pago. En este caso también puedes contratar un seguro de vida para hipoteca, dirigido expresamente a pagar la deuda pendiente con la entidad bancaria.

Deudas y créditos pendientes

Cualquier tipo de deuda o de crédito pendiente que exista (un préstamo para pagar un coche, por ejemplo) debería considerarse también en el capital. Si el objetivo de la indemnización es proteger a los familiares, que no tengan que preocuparse por deudas es básico.

En definitiva, a la hora de calcular el capital para el seguro de vida, habrá que hacer un estudio analizando los ingresos actuales que aporta el asegurado y los gastos futuros que sobrevendrán a los beneficiarios.

Expuesto lo anterior, cabe recordar que uno de los condicionantes que suben la prima a pagar por el seguro de vida, es el capital asegurado.

Por ello, cuanto más alto sea este, más alta será la indemnización que recibirá el beneficiario, pero, consecuentemente, la prima también será más elevada. Además, hay que tener en cuenta que existe una subida anual de los seguros de vida que irá encareciéndola un poco año tras año.

Sin embargo, aunque está bien conocer estos detalles sobre las primas, no es aconsejable establecer un capital muy pequeño para el seguro de vida con tal de pagar menos, puesto que las consecuencias de ese acto las sufrirán los beneficiarios de la póliza.

¿Cuál es el capital mínimo que se puede asegurar en un seguro de vida?

No se puede responder con exactitud y de forma general cuál es el capital mínimo que una persona puede asegurar para su seguro de vida, ya que cada aseguradora establecerá su mínimo y máximo dentro de su normativa.

Por ese motivo, lo recomendable es tener claro el capital a la hora de buscar el mejor seguro de vida, puesto que si la cantidad a asegurar es muy baja, quizás no todos los seguros se adapten a ti.

¿Puedo asegurar el capital que yo quiera?

En tu póliza del seguro de vida podrás asegurar el capital que desees, siempre y cuando te ajustes a las normas de la aseguradora. Es decir, si esta ha marcado un mínimo y/o máximo a asegurar, podrás establecer el capital que quieras dentro de esos márgenes.

En caso de que no existan límites marcados por parte de la compañía, el capital del seguro de vida será el que quieras. Sin embargo, cuando la cantidad es muy elevada, la aseguradora puede pedirte una justificación del mismo, pues no querrá asumir el riesgo si no existe ninguna razón válida para querer contratar tal capital.

Lo habitual es que en esos casos se solicite al asegurado un informe financiero y de solvencia. Normalmente esto sucede cuando el capital que quiere asegurar dentro de su seguro de vida es superior a 500.000 €. No es el caso de la póliza de Getlife.

¿Podría estar sobreasegurado con mi seguro de vida?

Dado que el valor de una vida humana es incalculable, es imposible decir que se puede estar sobreasegurado con las pólizas de los seguros de vida. Eso significaría estar asegurando un capital superior al que puedan necesitar los beneficiarios en caso de que el asegurado fallezca y eso nunca se va a saber con exactitud.

Sí, es posible calcular unos gastos o valorar la situación financiera y patrimonial de una persona, pero no todo aquello que surgirá tras su fallecimiento o como consecuencia del mismo. Por ello, los conceptos de “sobreseguro” o “infraseguro” solo se pueden aplicar a seguros de daños y no a personas.

Seguro de vida: doble capital

Una opción ofrecida por muchas compañías de seguros de vida es el doble capital. Esta garantía permite que tu beneficiario cobre el doble de indemnización si tu fallecimiento se produce a causa de un accidente, habitualmente de tráfico.

De esta manera, tus seres queridos se encontraran mucho más protegidos, pero como consecuencia, al tratarse de una garantía complementaria, el precio de las primas que debes pagar será mayor.

capital minimo asegurar seguro vida

Qué afecta al precio de mi seguro de vida además del capital contratado

Como se ha mencionado, el capital asegurado es uno de los puntos que se tienen en cuenta a la hora de calcular el precio de tu seguro de vida, pero no el único.

Si quieres conocer la prima que vas a pagar por tu póliza de vida, tendrás que contemplar los factores que analizan las aseguradoras. Estos son, principalmente:

  • La edad del asegurado: a mayor edad, más riesgo de fallecer existe y más cara la prima a pagar.
  • El trabajo del asegurado: hay profesiones que suponen enfrentarse a un riesgo diario de accidente o fallecimiento. Por ello, cuanto mayor sea el peligro, el precio del seguro de vida subirá. Incluso existen empleos que quedan excluidas de las pólizas por ser considerados trabajos de alto riesgo.
  • Salud del asegurado: hay ciertas patologías anteriores a la contratación del seguro que no permiten la contratación de la póliza. Sin embargo, hay otras que no afectarán al precio o que lo elevarán un poco.
  • Hábitos: las aseguradoras considerarán todos los hábitos que puedan afectar a la vida del asegurado: desde el consumo de alcohol o tabaco, hasta sus aficiones. Este último punto se debe a que la práctica de algunos deportes implica mucho riesgo.
  • Las garantías que se contraten: cada garantía añadida a la póliza supondrá una modificación al alza del precio de la prima.

Sin embargo, y a pesar de todos estos condicionantes, calcular tu seguro de vida es mucho más sencillo de lo que piensas y en unos pocos pasos podrás hacerte a la idea de lo que deberías pagar por tu póliza.

¿Cuántos seguros de vida puedo tener?

Ante la gran responsabilidad de proteger a tu familia, puede ser que te plantees la posibilidad de no solo establecer un capital asegurado adecuado, sino de tener más de un seguro de vida contratado.

Así que si te preguntas “¿Es posible tener contratado más de un seguro de vida?”, la respuesta es que sí, se pueden tener dos seguros de vida o más, si así lo deseas.

De hecho, puedes contratar tantos seguros de vida como veas necesario para proteger a tus beneficiarios, ya que no existe límite de contratos para este tipo de seguros. La única condición es que puedas permitirte pagarlos. Sin embargo, es probable que te salga más económico tener un solo seguro de vida y si lo deseas, repartir el capital entre varios beneficiarios.

A la hora de establecer el capital de tu seguro de vida no hay que dejarse llevar por las dudas y acabar contratando una cobertura muy pequeña, puesto que esto no ayudará completamente al beneficiario. Al fin y al cabo, lo que se pretende es dejar a la familia libre de todas las cargas posibles.

Con el seguro de vida Getlife te darás cuenta de que esto es viable de una forma muy accesible, además de contar con otro tipo de ventajas, como que no existe permanencia en el contrato.

Calcula tu precio

Asegúrate en 2 minutos 100% online, aprobamos tu solicitud de forma instantánea. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *