Getlife

Tomador y asegurado en un seguro ¿Deben ser la misma persona?

tomador y asegurado

Imagina que dependes de una persona, pareja, padres o tutores legales, que son algo escépticos con el tema de los seguros, por ejemplo, un seguro de vida. Algo que puede beneficiar a aquellos seres queridos que dejamos atrás en caso de muerte repentina. Si no convences a esa persona de que pagar por un seguro de vida puede ser algo beneficioso a la larga, tú mismo puedes contratar un seguro por él o ella. ¿Cómo? En este artículo vamos a definir las figuras del tomador de un seguro y del asegurado, si deben ser la misma persona o si hay casos en los que pueda ser una persona diferente.

¿Pueden ser diferentes personas el tomador y el asegurado en un seguro?

Sí, el tomador y el asegurado pueden ser dos personas diferentes. En caso de que decidas contratar un seguro en nombre de alguien, tienes varias formas de hacerlo. Puedes realizar todas las gestiones que conlleva el alta en una póliza y dárselo a esa persona para que firme, como tomador y como asegurado.

Si la persona que quieres asegurar se niega a hacerlo, tienes la opción de ser el tomador y el beneficiario de dicho seguro, pero que el asegurado sea un tercero. Así, también serás el encargado o encargada de controlar las primas del seguro.

Diferencia entre, beneficiario, tomador y asegurado

Para empezar, vamos a comenzar a definir bien las tres figuras más importantes a la hora de contratar un seguro: el beneficiario de la póliza, el tomador y el asegurado. Vamos a conocer las diferencias entre tomador y asegurado:

  • El tomador de un seguro es la persona que contrata un seguro y, por lo tanto, la póliza debe de ir a su nombre. Esta figura no tiene por qué ser la misma persona que el asegurado o el beneficiario. Un tomador puede ser una persona tanto física como jurídica. Tiene tanto derechos, por ejemplo, cambiar las coberturas contratadas, como deberes, tendrá que pagar las cuotas del seguro.
  • El asegurado es la persona a la que protege o cubre el seguro. En caso de que sea una persona diferente al tomador, tiene que quedar especificado su nombre en el contrato. Hay seguros en los que no es necesario especificar con nombres y apellidos quién es la persona asegurada. Lo veremos más adelante en los ejemplos.
  • Por otro lado, el beneficiario es la persona que recibe la indemnización de un seguro en caso de que haya ocurrido un siniestro. Puede ser la misma persona asegurada, por ejemplo, en los seguros de coche, o puede ser otra persona diferente, como en los seguros de vida.

Esta figura es designada por el tomador en el momento de la firma de la póliza. En el caso de los seguros de vida, si el nombre del beneficiario o beneficiarios no quedan especificados en el contrato con nombres y apellidos, se entiende que estos son los herederos legales, según se especifica en la Ley del Contrato del Seguro.

diferencia tomador y asegurado

¿Se puede contratar un seguro de vida para otra persona?

Como hemos estado viendo, sí es posible contratar un seguro de vida para otra persona. Sin embargo, para que sea totalmente válido, la persona asegurada debe dar su consentimiento. Sin la confirmación del asegurado no puedes hacer nada, por lo que tiene que ser conocedor, a la hora de la verdad, del proceso.

En ese caso de que hayas convencido al asegurado, el tomador del seguro tiene una serie de beneficios o ventajas, pero también obligaciones, que son:

  • Podrás evitar que la persona asegurada cambie a los beneficiarios del seguro, ya que estos son designados por el tomador.
  • Modificar a los beneficiarios tantas veces como quiera.
  • Cambiar las coberturas del seguro.
  • Rescindir el contrato.
  • Ten cuenta, que el tomador también tiene que ser la persona que pague las primas de la póliza.
  • En caso de siniestro, o cuando se tengan que activar las coberturas, el tomador es quien debe de avisar a la empresa aseguradora.

Ejemplos entre tomador, asegurado y beneficiario

Ahora que hemos conocido la diferencia entre las figuras que forman parte de un contrato de seguro, vamos a ejemplificar diferentes casos dependiendo de la póliza que hayas contratado. Puede ser que tomador, asegurado y beneficiario sean la misma persona, pero hay algunos casos en los que pueden ser hasta tres personas diferentes.

Seguro de vida

En los seguros de vida individuales, normalmente el tomador y persona asegurada son el mismo. Pero como hemos visto, también puede ser que contrates el seguro en nombre de alguien y seas el tomador, pero el asegurado sea tu cónyuge y el beneficiario sea tu hijo. Aquí estamos hablando de tres personas diferentes.

También hay empresas que disponen de seguros de vida para sus empleados, conocidos como seguros de vida colectivos. Por lo que el tomador sería la empresa y el asegurado el trabajador.

puedo contratar seguro para otra persona

Seguros de automóviles

En los seguros de coche, si eres el dueño del coche y la única persona que lo conduce, serás tomador, asegurado y beneficiario de la póliza. También puede darse la situación en la que tengas un coche familiar, y tú seas el tomador del seguro, pero tu pareja e hijos también estén asegurados.

En el caso de las empresas con flota de vehículos, el seguro no especifica el nombre de la persona asegurada, sino que cubre a todos los trabajadores que puedan conducir dichos vehículos. Al igual que sucede con las empresas de coches o motos de alquiler.

Seguros de salud

En cuanto a los seguros de salud, también puede darse el caso en que tú seas el tomador, el asegurado y el beneficiario. Pero las empresas también pueden ser los tomadores del seguro en nombre de sus trabajadores.

Es importante que siempre que haya diferentes personas implicadas en el seguro, quede bien especificado en el contrato, para evitar problemas futuros.

Getlife News 📖
Tu seguro de vida por 3€/mes

☎️ Contáctanos de forma gratuita y empieza a proteger a los tuyos

🡲 911 984 986