Getlife

¿Los seguros de vida forman parte de la herencia?

los seguros de vida forman parte herencia

Los seguros de vida son productos que una persona decide contratar para proteger a las personas que más quiere. Aunque suelen ser los familiares, que coinciden con los herederos legales, es posible elegir a otra persona para el cobro de la indemnización. De esta manera, al ser un contrato y no ser parte del patrimonio del asegurado, el seguro de vida no forma parte de la herencia y, por tanto, los herederos no tendrán derecho a cobrarlo, si no son los beneficiarios.

Seguro de vida y herencia

Cuando tiene lugar el fallecimiento de un familiar, el patrimonio de este pasa a sus herederos, esto es lo conocido como herencia. Sin embargo, no pasa lo mismo con los seguros de vida que el asegurado contrató. La indemnización de ese producto puede ir a parar a otras personas, e incluso puede tener como objetivo el pago de deudas pendientes, como puede ser el pago del préstamo hipotecario que concedió el banco.

¿Forma el seguro de vida parte de la masa hereditaria?

El seguro de vida no forma parte de la herencia, ya que nunca estuvo integrado como patrimonio de la persona asegurada. La indemnización que se recibe, viene de un acuerdo contractual en el que se pacta una cantidad, conocida como capital asegurado. Esta se pagará a la persona elegida en el caso de que ocurra el fallecimiento de la persona asegurada.

De esta manera, aunque tanto la herencia como el seguro de vida dependen de forma directa del fallecimiento de una persona, los herederos no tendrán los mismos derechos para el cobro de ellos. Ya que el seguro de vida irá por vía contractual y la herencia por la vía de sucesión.

seguro vida herencia

¿Se puede cobrar seguro de vida sin aceptar herencia?

Teniendo en cuenta lo anterior, es fácil responder a esta pregunta. Sí, se puede cobrar un seguro de vida sin aceptar la herencia, puesto que la indemnización recibida no forma parte de ella, sino que viene de un producto contratado.

Así, se puede dar la renuncia a la herencia y el cobro del seguro de vida por parte de un heredero, si este es el beneficiario de la póliza. De igual manera, la aceptación de la herencia no tiene por qué significar el cobro del seguro de vida.

¿Quién hereda en un seguro de vida?

Al no ser parte de la masa hereditaria, los que recibirán el dinero serán los beneficiarios del seguro de vida. El beneficiario del seguro puede ser cualquier persona, tenga o no relación de parentesco. En el caso de que el tomador escogiese a otras personas, los herederos no tendrán derecho a reclamar la indemnización de la póliza.

También puede ocurrir, aunque no es muy habitual, que el tomador del seguro no designara un beneficiario a la hora de contratar el producto. En este caso, según lo establecido por la Ley del Contrato del Seguro, serán los herederos legales los que cobren la indemnización, y pasará a formar parte de la masa hereditaria.

Quiénes son los herederos legales en un seguro de vida

Según el orden establecido por la ley, el orden que se ha de seguir para el cobro por parte de los herederos legales, si no hay un beneficiario establecido en el contrato es:

  1. Descendientes: hijos de una única o diferentes parejas, naturales o adoptados.
  2. Ascendientes: padres
  3. Cónyuge
  4. Hermanos del asegurado

Si ninguno de los anteriores puede cobrarlo, serán los nombrados en el testamento, si es que lo hubiera, los que reciban la indemnización pactada.

cobrar seguro vida sin aceptar herencia

¿Es lo mismo heredero que beneficiario en un seguro de vida?

Son dos términos diferentes, y aunque en ocasiones pueden coincidir y ser la misma persona, no tiene por qué ser así. De este modo, debemos tener en cuenta, que a la hora de escoger beneficiario en una póliza, se puede escoger a personas concretas, elegir de forma directa a herederos legales, escoger cubrir el pago de un préstamo e incluso no seleccionar beneficiarios.

Beneficiario de la póliza de seguro

El beneficiario de la póliza de vida es la persona elegida por el tomador, y que aparece en el contrato, para recibir la indemnización pactada en el caso de que se produzca el fallecimiento de la persona asegurada.

Aunque es común elegir a un familiar como a tu cónyuge o hijos, que sean también los herederos legales, se puede escoger a cualquier persona, tenga o no relación de parentesco. Se puede nombrar con sus datos personales, o de manera genérica. En ese momento también se puede escoger la parte que recibirá cada uno.

En Getlife, también damos la opción de elegir a los herederos legales, en este caso, se consideran herederos el cónyuge y los hijos del asegurado.

Herederos legales y seguro de vida

Los herederos legales son las personas marcadas por ley, según un orden establecido por relación de parentesco, para recibir la herencia de un fallecido. También son herederos las personas que aparecen como tal en el testamento del fallecido.

Antiguamente, si un fallecido tenía un seguro de vida, solía señalarse dentro del testamento, cosa que ya no ocurre desde que se fundó el Registro de Seguros de Vida, donde se puede comprobar si una persona es o no beneficiaria de una póliza.

Los herederos legales podrán recibir la indemnización del seguro solo si son también los beneficiarios de la póliza o no existe beneficiario designado. En el caso de no serlo, no tendrán ningún derecho a reclamar esa indemnización, ya que al no formar parte de la masa hereditaria, esa cantidad de dinero no les corresponde.

Cobro del seguro de vida por los herederos

Si los herederos legales son beneficiarios podrán cobrar la indemnización. Si lo son con otras personas al mismo tiempo, la indemnización se repartirá a partes iguales, o del modo que esté especificado en la póliza.

No tendrán derecho a cobrar íntegro el capital o una mayor parte por el hecho de ser herederos. Siempre deberá cumplirse lo que se pactó en el contrato del seguro.

heredero beneficiario seguro vida

Cómo tributa un seguro de vida en caso de fallecimiento

Los seguros de vida riesgo tributan en el impuesto de sucesiones y donaciones a la hora del cobro de la indemnización por parte del beneficiario de la póliza. Esto se debe a que el impuesto de sucesiones y donaciones grava las transmisiones de bienes y derechos que llegan a las personas a título lucrativo, es decir, sin tener que aportar una contraprestación.

De hecho, para el cobro de la indemnización, es imprescindible presentar a la compañía de seguros el justificante del pago de dicho impuesto.

Con Getlife, podrás pedir un anticipo de capital del 10% hasta 6.000 € que podrás destinar al pago de ese impuesto o, si lo prefieres, a los gastos de sepelio.

¿Cuánto se paga por heredar un seguro de vida?

Para saber cómo tributan los seguros de vida en sucesiones deberás informarte sobre cómo funciona en la Comunidad Autónoma del asegurado. Este impuesto está legislado por una ley estatal, pero la recaudación se le cede a las comunidades.

En conclusión, para cobrar la indemnización del seguro de vida tienes que aparecer en el contrato como beneficiario, sin importar que seas o no heredero legal del fallecido. Además, deberás pagar el Impuesto de Sucesiones y Donaciones y presentar el justificante de pago a la compañía de seguros para poder recibir el capital asegurado.

Calcula tu precio con Getlife...

Asegúrate en 3 minutos 100% online, aprobamos tu solicitud de forma instantánea.