Getlife

Póliza de seguro ¿Qué es y qué tipos existen?

póliza se seguro

Los productos aseguradores acaban formando parte de nuestra vida en muchas ocasiones. Proteger nuestro coche, nuestro hogar, nuestra familia e incluso nuestro móvil. Por eso, antes de contratarlos es necesario tener claros algunos conceptos básicos. Te hablamos de uno de los términos más importantes, la póliza de seguro.

¿Qué es una póliza?

La póliza es la manera en la que se formaliza un contrato de seguro entre una compañía aseguradora y el tomador. Esto es así, porque el término póliza hace referencia al documento que deja por escrito todas las condiciones y detalles del acuerdo entre ambas partes.

A la hora de contratar cualquier tipo de seguro, este documento será el más relevante de todos, ya que los datos que en él aparezcan, serán los que se considerarán como pactados. Te contamos en qué consisten y qué tipos podemos diferenciar.

Contrato de seguro y póliza, ¿es lo mismo?

Estos dos términos están muy relacionados entre sí, pero no son lo mismo. En muchas ocasiones estos pueden llegar a confundirse. Para ver sus diferencias lo más fácil es ver la definición de cada uno de ellos.

  • El contrato de seguro se refiere al acuerdo existente entre una empresa aseguradora y el tomador del seguro. La primera parte está obligada a pagar una indemnización en caso de que ocurra un siniestro (del riesgo cubierto). Mientras que la segunda debe realizar el pago de una prima para mantener activo el seguro.
  • La póliza es el documento en el que quedan reflejadas todas las normas y detalles del acuerdo entre ambas partes, es decir, el documento en el que se refleja por escrito las condiciones del contrato.

¿Para qué sirve una póliza de seguro?

Como ya hemos comentado, la póliza es la forma en la que se deja constancia por escrito y se formaliza el acuerdo entre las partes. De esta manera, sirve para que queden reflejados todas los detalles pactados en el contrato del seguro que deben cumplirse en todo momento, así como los derechos y obligaciones de cada una de las partes.

¿Qué contiene el documento?

La póliza es el documento que contiene todas las condiciones y normas del contrato, desde las bases más generales a los detalles más pequeños. Dentro de este documento, algunos de los datos que necesitan estar siempre reflejados son:

  • Características sobre el producto que estamos contratando. Es importante que en el documento se explique bien el tipo de seguro que se contrata, es decir, el ramo. Por ejemplo, si es de hogar, coche, vida…
  • También que se especifique un número de póliza concreto de ese documento en particular.
  • Las partes que intervienen en el acuerdo. Se necesita dejar reflejado quien es la aseguradora, quien el tomador, el beneficiario y en los de ramo vida, quien es el asegurado. Así como sus datos de contacto.
  • El interés asegurable: es decir, lo que se está asegurando. Puede ser algo material o inmaterial. Si, por ejemplo, es el seguro de un vehículo, será necesario detallar una descripción completa de qué tipo de coche es, la matrícula…
  • La compensación que la aseguradora deberá pagar en caso de siniestro.
  • El tipo de riesgo que se cubre: Es decir, las coberturas del seguro. Es fundamental que se especifique bien, que sea algo posible de ocurrir y que los daños se puedan cuantificar, para que la indemnización esté acorde con ello. Tiene que ser algo que ocurra de forma inesperada, sin premeditación y que esté amparado por la ley. En el caso de los seguros de vida, la cantidad no es cuantificable, es por eso que la indemnización, será la que el tomador del seguro escoja a la hora de contratarlo.
  • Prima: En la póliza se debe detallar cuál es el precio que se pagará por el producto contratado para mantenerlo activo. Así como el método de pago que se utilizará.
  • Duración: El tiempo que dura el contrato y que la póliza estará activa sin cambios en las condiciones. Suelen ser anuales renovables.
  • Obligación: En este documento se especificará que la aseguradora está obligada a pagar una indemnización en caso de que suceda el riesgo cubierto.
  • Exclusiones: Se trata de las situaciones que no cubre el seguro de vida y por las que la empresa aseguradora no tendrá que indemnizar al beneficiario en caso de siniestro.
  • Cláusulas adicionales: Dependiendo del producto y la aseguradora, se podrán añadir otras cláusulas diferentes, todas pactadas con anterioridad con el tomador.

que es póliza

Características de un objeto asegurable

No todo es asegurable. Aunque existen muchos bienes que puedes asegurar, estos deben cumplir ciertas condiciones para que esto sea posible. Para poder ser asegurable un bien tienen que:

  • Ser un bien material o inmaterial: Podemos tener un seguro para nuestro coche, nuestro móvil, pero también, nuestra vida o nuestra salud.
  • Existir en el momento en que empiecen a estar los riesgos. Por ejemplo, tener coche cuando empiezas a conducir.
  • Ser cuantificable con dinero, o poder tasarse, para ver su valor. Si bien es cierto que esto no aplica en el ramo de vida, ya que no es cuantificable. Por eso, en ese tipo de seguros, es el tomador el que elige el dinero asegurado.
  • Ser un bien legal, acorde a la ley. Por ejemplo, no será posible asegurar armas.
  • Es imprescindible que el riesgo cubierto tenga posibilidad de suceder de manera fortuita.

En el mercado actual, existen diferentes tipos de seguros para cubrir riesgos diferentes. Sin embargo, también puedes encontrar que un solo seguro cubre varias situaciones.

¿Cuáles son las clases o tipos de seguros que existen?

Los bienes que pueden ser asegurados y, por tanto, el número de productos que existen en el mercado son innumerables. Para la división de los tipos de seguros, nos centraremos en el tipo de bien asegurado:

  • Seguro de hogar: Este tipo de pólizas se contratan para proteger de cualquier desperfecto que se pueda ocasionar en una vivienda. Algunos daños que estos suelen cubrir son las inundaciones, incendios u otro tipo de problemas. Estos no son obligatorios, aunque sí muy recomendables para una vivienda habitual. Podemos encontrar: pólizas multirriesgo, de daños o de amortización del préstamo.
  • Seguros de coche u otro tipo de vehículos: No exclusivamente los coches, también otros vehículos, como motocicletas, deben estar asegurados. Protegen al automóvil de los diferentes riesgos y daños que puedan ocasionarse en un accidente. No solamente se cubre los daños al vehículo, también al conductor y pasajeros del mismo. Destacan las pólizas a terceros o seguro básico, a terceros ampliado, con mayores coberturas en caso de accidente o a todo riesgo.
  • Seguros de vida: Este tipo de productos, ofrecen al beneficiario una cantidad de dinero pactada, en caso del fallecimiento de la persona asegurada. También es posible tener otras coberturas, para proteger sucesos como la incapacidad permanente. Aquí existen pólizas, vida riesgo, vida ahorro y vida mixta.
  • Seguros de salud: Este producto es el acuerdo que cubre los gastos sanitarios de una persona en caso de enfermedad. Ofrece acceso a la sanidad privada y atención preferencial en algunos hospitales. Estas pueden ser de cuadro médico, con o sin copagos o pólizas de hospitalización.
  • Seguros de responsabilidad civil en la empresa: Este es un producto que toda empresa debe tener. En este producto, se cubren los daños que se puedan ocasionar a terceros debido a la actividad de la empresa, ya sea un cliente, un trabajador u otra persona relacionada con la compañía.
  • Otros seguros: Como hemos comentado, existen muchos bienes asegurables y productos en el mercado. Seguros de decesos, accidentes, de móviles, mascotas, electrodomésticos, deportes de riesgo, discos duros, archivos… En la actualidad, es posible hasta asegurar una parte de tu cuerpo.

tipos póliza seguro

Tipos de seguro según la cantidad de asegurados

Otra división que podemos marcar es entre los seguros que una persona contrata, o los que contrata una empresa para sus empleados:

  • Seguros individuales: Son los productos que una persona contrata de forma independiente para proteger un bien específico. Como tomador, será la persona encargada de realizar el pago de las primas.
  • Seguros colectivos: Es el tipo de seguro que contrata una empresa para cada uno de sus empleados. Estos seguros los pagan las empresas, para proteger los bienes de sus trabajadores. Se trata de una póliza general en la que las condiciones son iguales para cada asegurado. Suele tratarse de un beneficio ofrecido por la empresa.

¿Es obligatorio contar con una póliza de seguro?

No todos los seguros son obligatorios. Sin embargo, hay productos que si necesitas contratar de manera imperativa. Por ejemplo, es ilegal conducir un coche que no tenga seguro. Hay otros, como el de hogar, que no son obligatorios en muchas circunstancias, pero que en el caso de que tengas una hipoteca tendrás que contratar con unas coberturas mínimas.

También hay seguros no obligatorios, como el de vida, salud, móvil, mascotas… sin embargo, este tipo de productos son muy recomendables para estar bien protegido de las situaciones que puedan ocurrir.

Getlife News 📖
Tu seguro de vida por 3€/mes

☎️ Contáctanos de forma gratuita y empieza a proteger a los tuyos

🡲 911 984 986