Getlife

¿Es obligatorio tener un seguro de hogar?

es obligatorio el seguro de hogar

Cuando nos compramos una casa o nos vamos de alquiler, pueden surgir muchas dudas. Una de las principales preguntas que solemos hacernos es ¿es obligatorio tener un seguro de hogar para proteger mi vivienda? La realidad es que un seguro de hogar no es obligatorio de forma general, pero sí existen excepciones en la que debemos contratarlo.

¿Cuándo hay que contratar un seguro de hogar?

Nuestra casa es uno de los espacios más importantes en nuestro día a día y tenerla protegida es muy recomendable. Sin embargo, tener un seguro de hogar contratado no es obligatorio, salvo que nuestra vivienda esté hipotecada. En este caso, será necesario tener un seguro de hogar básico contra incendios, según indica la ley del Real decreto 716/2009 en el artículo 10.

Además, puede haber otra excepción: que al irte de alquiler, en el contrato, exista una cláusula en la que se especifique la obligatoriedad de contratar la póliza.

¿Qué cubre un seguro de hogar?

Cuando contratas un seguro de hogar, al igual que en otro tipo de pólizas, puedes escoger más o menos garantías. De esta manera, para hablar de la cobertura de un seguro, debemos saber que las garantías que se pueden contratar en este tipo de pólizas se pueden dividirlas en 3 clases:

  • Daños del continente: Se trata de los daños que se producen en la estructura de la vivienda. De esta manera, hablamos del suelo, las paredes, el techo, instalaciones eléctricas, ventanas, etc. Así como las zonas comunitarias (ascensor o escaleras). Cubre los desastres producidos por incendios, inundaciones, etc.
  • Daños del contenido: Cuando se habla de un seguro por daños de contenido, se está haciendo referencia al interior del hogar, como pueden ser los muebles, electrodomésticos u otros artículos personales. Aquí las aseguradoras se hacen cargo de la reparación o recambio de los objetos.
  • Seguros de hogar con Responsabilidad civil: Este tipo de coberturas están dirigidas a pagar la indemnización a terceras personas a las que hayas ocasionado daños, generalmente tus vecinos.

Tipos de seguros de hogar

Ahora, vamos a ver una diferenciación entre

  • Seguros de daños: Este tipo de pólizas cubren los daños del continente, es decir, los que protegen la estructura de la casa, pero no los enseres del interior. Se trata del tipo de seguros más baratos, ya que no otorgan una gran protección y seguridad. *
  • Seguros multirriesgo: En esta ocasión, la póliza cubre tanto el continente como el contenido. De esta manera, todos los bienes que se encuentren en el interior de la vivienda asegurada estarán protegidos. Además, de una garantía de responsabilidad civil, se incluyen, entre otros, los daños por accidentes, inundaciones, incendios, desalojamientos forzosos o asistencia judicial y legal.
  • Seguros a todo riesgo: Como su nombre indica, esta póliza es la que más riesgos cubre, por lo que tu vivienda se encontrará completamente protegida. Es el producto más completo que puedes contratar. Como en todos los seguros, puede tener unas exclusiones determinadas. Las primas en este caso son bastante altas, debido al grado de protección que ofrece.

Antes de contratar cualquier tipo de póliza para tu hogar, entérate bien de todas las coberturas que este te ofrece.

¿Quién es el beneficiario de un seguro de hogar?

El beneficiario de un seguro de hogar puede variar. Generalmente, el beneficiario suele ser el tomador del seguro, quien contrata una protección para su vivienda. En caso de siniestro, será quien recibirá la indemnización por los daños que se hayan producido. Esto permite al titular de la vivienda hacer reparaciones o reemplazos de los enseres.

Sin embargo, en caso de que la vivienda esté hipotecada y se cuente con un seguro de daños, el beneficiario del seguro, será la entidad bancaria que concede el préstamo.

Seguro de hogar en una hipoteca ¿es obligatorio?

Como hemos comentado en puntos anteriores, la ley obliga a contratar un seguro básico contra incendios a todas las viviendas que estén hipotecadas. Se trata de una cobertura mínima necesaria. Sin embargo, es probable que además se quieran contratar otro tipo de coberturas que protejan más la vivienda, sobre todo si se trata de una primera residencia.

Entonces, ¿qué cubre el seguro de hogar obligatorio de la hipoteca? Cubre los daños provocados por incendios a la estructura del hogar, es decir, es un seguro de daños por incendio de continente. De esta manera, los objetos que se encuentren dentro del hogar, como pueden ser los muebles, no estarán cubiertos.

El dinero de la indemnización, irá dirigido a la entidad bancaria, para cubrir el pago del préstamo hipotecario.

¿Debo tener la póliza con el banco?

No es necesario tener el seguro con el mismo banco que te concedió la hipoteca. Tras el cambio de la ley hipotecaria en 2019, los productos vinculados a los préstamos hipotecarios quedan completamente prohibidos. De esta manera, aunque sea obligatorio contratar el seguro de daños contra incendios, podrás escoger la compañía de seguros que más te convenga.

Recuerda, que si el banco te ofrece unas bonificaciones por contratar la póliza con ellos y escoges o te cambias a otro producto, es posible que te quiten esos beneficios.

De la misma forma, los seguros de Vida para la hipoteca, también puedes contratarlos con la compañía que quieras. Generalmente, los productos ofrecidos por el banco son mucho más caros, pudiendo llegar a costar un 90%. En Getlife, te ofrecemos la mejor protección para ti y tu familia, con un precio justo, adaptado a ti y sin permanencia.

seguro hipoteca

Cancelar el seguro de hogar vinculado a la hipoteca

En caso de que contrataste tu póliza con el banco, debes saber que puedes cancelarla si encuentras una protección que se adapte mejor a tus necesidades. Estos son los pasos que debes seguir:

  1. Mira la fecha de renovación de tu contrato actual. Generalmente, los contratos de seguros son anuales renovables y se activan cada año de forma automática. Para cancelar el seguro, es necesario que avises a la entidad con un mes de antelación.
  2. Entrega al banco la documentación necesaria. Deberás entregar los documentos del nuevo producto (recuerda que si tu vivienda está hipotecada, necesita seguro de incendios). Para cancelar la póliza, probablemente necesites una carta de baja del seguro.

Ten en cuenta que la entidad que te ofrece el préstamo debe aparecer como beneficiaria del nuevo seguro. Y es preferible que la nueva póliza comience a cubrirte el día que deje de cubrir la anterior.

Recuerda, además, que si tenías bonificaciones, este cambio puede hacer que la entidad te quite los beneficios que te otorgó. A pesar de ello, es probable que sea más económico cogerlo con una compañía diferente.

¿Qué ocurre si no contratas un seguro de hogar?

Si no cuentas con una póliza para tu vivienda y ocurre un siniestro, serás tú quien deberá cubrir todos los gastos de los daños que se produzcan en ella, tanto de continente como de contenido. Esto no solo implica los desperfectos que puedan ocurrir en tu vivienda, sino también en la de otros.

Si por ejemplo, por tu culpa se producen desperfectos que afectan a terceros, deberás pagar las reparaciones por los daños que hayas causado.

Por eso, contar con un seguro de hogar es importante para proteger nuestro hogar, así como un seguro de vida asegura la estabilidad de nuestra familia.

Calcula tu precio con Getlife...

Asegúrate en 3 minutos 100% online, aprobamos tu solicitud de forma instantánea.