Getlife

Se puede contratar un seguro de vida estando enfermo

contratar seguro vida estando enfermo

Padecer enfermedades preexistentes puede ser un obstáculo a la hora de contratar un seguro de vida. Existen diferentes productos que sí cubren patologías, aunque es muy probable que se pida un informe médico e incluso una valoración por parte de un especialista que mida el riesgo que esta provoca. Por tanto, si podrás contratar un seguro de vida estando enfermo, pero es probable que te cueste más encontrar el producto necesario, deberás cumplir varios requisitos y el precio será más alto.

Seguro de vida con enfermedad preexistente

Actualmente, existen en el mercado diferentes pólizas de vida que si permiten que el asegurado tenga una enfermedad o condición médica preexistente. Es muy probable, que dependiendo de la patología que se padezca, el precio suba, se requieran informes y exámenes médicos e incluso se limite la cantidad de capital o garantías que se pueden contratar.

Para la contratación de un seguro de vida, se tienen en cuenta varios factores que evalúan el riesgo. La edad del asegurado, la profesión y el estado de salud son los más determinantes. Normalmente, las compañías de seguros tendrán en cuenta la gravedad de la condición preexistente y de sí el asegurado se ha recuperado de ella para ofrecerle un producto y un precio.

¿Qué es una enfermedad preexistente en seguros?

Cuando hablamos de condición o enfermedad preexistente, nos referimos a las patologías, dolencias o lesiones que una persona padece antes de la contratación de un seguro. Este término suele tener bastante relevancia en los seguros del ramo vida como son el seguro de vida, de decesos o de salud.

La condición médica preexistente podrá afectar en mayor o menor medida a la contratación y al precio del producto dependiendo de la gravedad de la enfermedad que el asegurado padece.

¿Qué se consideran enfermedades graves?

Se entiende por enfermedades graves aquellas patologías que producen en la persona afectada diferentes síntomas que suponen un alto riesgo para su salud. Además, para que sea considerada enfermedad grave, la persona que la padece debe necesitar una atención médica específica y de forma urgente con el objetivo de pararla y hacerla remitir para que la persona se recupere.

Algunos de los ejemplos más comunes como enfermedad grave son el infarto de miocardio, cualquier tipo de cáncer, problemas de riñón, entre otras.

¿Qué seguros cubren enfermedades preexistentes?

Como hemos comentado, las enfermedades preexistentes se tienen en cuenta principalmente para los seguros de vida y de salud. De forma general, existen diferentes compañías que ofrecen pólizas a pesar de que el asegurado padezca alguna patología previa a la contratación.

Para saber qué productos si cubren estas condiciones médicas, será necesario hablar con cada compañía para que te informe sobre ello. Una opción para estos casos también puede ser mirarlo a través de un comparador de seguros de vida.

El seguro de vida de Getlife cubre diferentes patologías como pueden ser la diabetes, hipertensión, asma, etc. Además, este seguro de vida también cubre la pandemia del covid 19.

enfermedad preexistente seguros

¿Qué pasa si no declaro una enfermedad preexistente?

Al rellenar el cuestionario de salud es necesario que respondas con total sinceridad a todas las preguntas. De estas respuestas depende que la compañía decida o no asegurarte y el precio de la prima. El mentir en ellas puede traer consecuencias.

  • En primer lugar, en el mejor de los casos, la compañía de seguros podría añadir una cláusula extra al contrato de seguro, donde se introduzca esta patología como exclusión. En ese caso, la condición médica preexistente no quedaría cubierta.
  • Por otro lado, si la compañía descubre que el asegurado falleció por una enfermedad preexistente que no se declaró en el cuestionario médico, la empresa podría denegar el pago de la indemnización al beneficiario de la póliza.
  • En el caso de que se descubra cuando la póliza siga activa, la compañía podrá anular el contrato de seguro en ese momento y dejarás de estar cubierto. Además, en ningún caso se devolvería el dinero pagado de las primas.
  • Otra situación diferente es que el asegurado no fuese consciente de esta patología, si por ejemplo es asintomático. En ese caso, es muy probable que se pueda llegar a una negociación y cambios en el contrato de seguro, generalmente se producirá una subida en el precio de la prima.

Enfermedades preexistentes: listado de ejemplos cubiertos

Aunque tradicionalmente existía un listado de enfermedades que nunca quedaban cubiertas por las compañías de seguros, actualmente se encuentra variando dependiendo del producto y en específico. Hace varios años, era impensable conseguir una póliza que cubriera a una persona que hubiese padecido enfermedades como cáncer o incluso diabetes. En la actualidad, sí que se pueden encontrar productos en el mercado con estas coberturas.

Enfermedad que cubren los seguros de vida

Las enfermedades que quedan cubiertas en un seguro de vida dependen del producto que se contrate y las condiciones que te ponga la compañía de seguros. De forma general, las patologías y lesiones más leves suelen estar cubiertas por este tipo de pólizas. Son las enfermedades graves las que tienen más problemática. En el caso de Getlife, algunas enfermedades que sí quedarían cubiertas son:

  • Enfermedades y lesiones leves.
  • Diabetes.
  • Hipertensión.
  • Asma.
  • Operaciones quirúrgicas leves.
  • Covid 19 o coronavirus.
  • Algunas enfermedades crónicas.

Qué enfermedades no cubren los seguros

Las enfermedades consideradas como graves, suelen ser un impedimento a la hora de contratar este tipo de pólizas. Algunos ejemplos de enfermedades no cubiertas son:

  • Cáncer (Es probable que si puedas encontrar un producto de vida si ya estas recuperado de la enfermedad. Por ejemplo, con Getlife, podrás contratarlo si hace más de 5 años de ello.)
  • Lupus
  • Epilepsia
  • Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC)
  • Insuficiencia cardiaca, renal o hepática (crónicas)
  • Cirrosis hepática
  • Esclerosis múltiple
  • Paraplejia o cuadriplejia
  • Enfermedades o trastornos mentales (esquizofrenia, bipolaridad, depresión, autismo…)

enfermedades preexistentes listado

Seguro de vida tras infarto

Contratar un seguro de vida con enfermedades cardiacas, como por ejemplo tras un infarto de miocardio, es posible. Como para el resto de enfermedades, la compañía de seguros te hará preguntas sobre cuándo ocurrió y la gravedad de este. Según los datos de cada persona, las empresas decidirán, evaluando el riesgo, si esa persona puede contratar o no un producto de vida.

Seguro de vida y cáncer

¿Se puede contratar un seguro de vida con cáncer? Esta es una de las preguntas más frecuentes cuando se habla de enfermedades preexistentes. Aunque resulta complicado, algunas compañías sí ofrecen la posibilidad de contratar el producto si se padece o se ha padecido cáncer.

Por ejemplo, si el asegurado se ha recuperado de la enfermedad hace unos años, es probable que sí que encuentre compañías que lo aseguren.

También, es posible que se ofrezca un producto que no cubra el fallecimiento provocado por esta enfermedad o que el contrato incluya un periodo de carencia para el fallecimiento por cáncer. De esta forma, durante un tiempo esta enfermedad no estará cubierta, pero se añadirá más adelante.

Seguro de vida sin exámenes médicos

Existe la posibilidad de conseguir un seguro de vida sin exámenes médicos, como es el caso de la póliza de vida de Getlife. Aunque no te pidan informes ni controles, sí que será necesario contestar a un cuestionario de salud.

A pesar de ello, si podrás contratar el producto de Getlife con enfermedades preexistentes como hipertensión, diabetes o asma, entre otras. Esta póliza pretende ser accesible para todos, por lo que da más facilidades para que todo el que quiera esta protección pueda contratarla.

 

Calcula tu precio con Getlife...

Asegúrate en 3 minutos 100% online, aprobamos tu solicitud de forma instantánea.