Getlife

¿Qué tipos de préstamos existen?

tipos de préstamos

Entre los diferentes productos que nos puede ofrecer una entidad bancaria están los préstamos. Se tratan de productos financieros que pueden sernos de gran utilidad en determinadas situaciones de la vida. Vamos a conocer qué son los préstamos y a desglosar qué tipos de préstamos existen y cuáles son sus características.

Tipos de préstamos y sus características

No hay una única clasificación para los tipos de préstamos, ya que pueden organizarse según diferentes categorías. En este caso vamos a ver los préstamos que existen según: el plazo de vencimiento, es decir, el tiempo que tienes para pagar la cantidad presta, la finalidad del préstamo, el objetivo por el cual lo has pedido y la garantía, dependiendo de lo que aportes como garantía de pago del préstamo.

Además, dentro de cada uno de estos tipos se desglosan una serie préstamos bancarios con características diferentes. A continuación, vamos a ver cada uno de ellos.

Diferencia entre préstamo y crédito

En primer lugar, es muy importante que no confundamos el término préstamo con crédito, ya que son palabras que muchas veces se usan con igual significado.

  • En los préstamos, el cliente es quien solicita una cantidad de dinero que debe ser devuelto junto con sus intereses en un tiempo estipulado con la entidad financiera, mediante cuotas regulares.
  • En cambio, en el crédito, es el banco quién pone a disposición del cliente una cantidad de dinero sin que este lo solicite y solo se paga por el dinero que utilice. Además, los intereses son más altos.

Tipos de préstamos según el plazo de vencimiento

Según el plazo de vencimiento o el tiempo que el banco te da para terminar de pagar tu préstamo, estos se pueden clasificar en tres tipos:

  • Préstamos a corto plazo, normalmente son concedidos por un plazo de un año o menos, y normalmente no son cantidades demasiado elevadas.
  • Préstamos a medio plazo, cuando tienes que devolver el dinero en un plazo de tiempo de entre uno y tres años.
  • Y préstamos a largo plazo, son aquellos cuyo tiempo de devolución es superior a los tres años. Suelen ser de una gran cantidad de dinero y normalmente necesitan una serie de garantías o avales, por ejemplo, los préstamos que pides para conseguir una hipoteca.

préstamo para hipoteca

Tipos de préstamos según la finalidad

Según el objetivo para el que has pedido el dinero y las características de los préstamos bancarios, estos pueden clasificarse en diferentes categorías: personales, al consumo, de estudios, hipotecarios o para empresas.

  • Préstamos personales: se piden cuando se necesita cubrir algún tipo de necesidad para pequeños proyectos. Normalmente, tienen mayor interés y el importe es más limitado, pero no suelen exigirse garantías. Un gasto inesperado, reparaciones, viajes, etc.
  • Préstamos al consumo: la finalidad de estos préstamos es la financiación de bienes duraderos o servicios, como, por ejemplo, un coche o electrodomésticos. Tienen con los anteriores la similitud de que son cantidades más pequeñas y el tiempo de devolución es a corto plazo.
  • Préstamos de estudios: como su propio nombre indica, están destinados a pagar estudios, normalmente superiores, como un máster, carrera universitaria o título de posgrado. Son préstamos muy comunes en países como Estados Unidos o Reino Unido. Normalmente, tienen un tipo de interés bajo, ya que están destinados a jóvenes.
  • Préstamos hipotecarios: el banco deja el dinero gracias a una garantía o aval, normalmente un bien inmueble, por ejemplo, una vivienda, un local, una plaza de garaje, etc. Este dinero se puede utilizar para cualquier tipo de proyecto, como montar un negocio, pero lo habitual es que se pida para la adquisición de una vivienda. Una hipoteca le concede a la entidad bancaria el derecho de reclamar legalmente el bien inmueble que se ha puesto como aval en caso de que el prestatario no cumpla con los términos impuestos en el contrato. Generalmente, son préstamos a largo plazo y pueden tener diferentes tipos de interés: fijo, variable o mixto.
  • Préstamos para empresas: normalmente las compañías piden este tipo de financiación para la producción o inversión con la finalidad de expandir el negocio o poner en marcha otros proyectos.

Préstamos según la garantía

Dependiendo de las garantías que ofrezca la persona que pide el dinero a la entidad bancaria en cuanto a la devolución del mismo, los préstamos se pueden clasificar en:

  • Préstamos con garantía real: son, por ejemplo, los préstamos hipotecaros. Aquellos en los que un bien garantiza la devolución de la inversión hecha por el banco. Normalmente, es un bien inmueble, pero también pueden ser objetos de valor como un coche.
  • Préstamos con garantía personal: son aquellos en los que una tercera persona asume el pago del préstamo en caso de que la persona que ha pedido el préstamo no pueda hacer frente a este.
  • Préstamos con garantía real y personal: ocurre cuando tienes como aval a una persona para que te concedan la hipoteca de una vivienda, por ejemplo. En caso de que no puedas devolver el dinero, será el aval el que se haga cargo, y si este tampoco puede, el banco se quedará con tu vivienda.
  • Préstamos sin garantías: es el caso de préstamos personales o al consumo, cuando las cantidades son reducidas y no es necesario ningún tipo de aval o garantía.

Puede interesarte: Tipos de IVA que hay en España

banco España tipos de interés préstamos

Aspectos a tener en cuenta a la hora de elegir un préstamo

Antes de elegir algún tipo de préstamo, tienes que tener en cuenta una serie de características para que optes por aquel que mejor se adapte a tus necesidades y a tu situación financiares:

  • Cantidad de dinero máxima que la entidad bancaria puede concederte.
  • Las comisiones y gastos que tendrás que pagar al pedir el préstamo.
  • El tipo de interés que tendrás que pagar.
  • El método de devolución del dinero y cada cuanto tendrás que pagar.
  • El plazo que tienes para devolver el dinero.
  • Las garantías, avales y condiciones requeridas para la concesión del préstamo.
  • Si el préstamo tiene periodo de carencia.
  • Si el préstamo viene asociado a algún tipo de seguro, tarjeta u otro producto financiero.

En los préstamos hipotecarios, es habitual que las entidades te ofrezcan bonificación por tener contratado con ellos el seguro de hogar o el seguro de vida, por ejemplo. Sin embargo debes saber, que estos productos son mucho más caros que en una compañía de seguros. De esta manera, aun si beneficiarte de la bonificación, es muy probable que te salga más rentable contratarlo en otro lado.

¿Qué tipos de interés publica el Banco de España?

Cuando hablamos de tipo de interés, nos referimos al valor o precio del dinero, es decir, cuánto cuesta que nos presten el dinero o que beneficio nos produce si somos nosotros los que prestamos ese dinero o lo invertimos.

Hay varios tipos de interés, según los productos financieros de los que hablemos y su forma de cálculo. En el caso de las entidades bancarias, son libres de fijar el tipo de interés que aplican a sus productos, como los préstamos. Sin embargo, una vez firmado el contrato, tendrán que cumplir con él y los tipos de intereses pactados.

Además, los bancos están obligados a informar al Banco de España sobre el tipo de interés aplicado a los préstamos, cumpliendo con unos formatos estadísticos muy rigurosos a favor de la transparencia, para que este posteriormente pueda publicarlos en el Portal del Cliente Bancario.

Calcula tu precio con Getlife...

Asegúrate en 3 minutos 100% online, aprobamos tu solicitud de forma instantánea.