Getlife

Inflación y deflación ¿Cuál es peor para un país?

inflación deflación

Los precios de los bienes y servicios van variando continuamente, en algunas ocasiones suben y en otras bajan. Cuando estos cambios son muy pronunciados surgen diferentes situaciones. Dos de estas situaciones son la deflación y la inflación, y afectan de diferente forma tanto a la economía personal y familiar en particular como a la de países en general.

¿Qué es la deflación y la inflación?

La deflación y la inflación son dos situaciones que marcan un cambio en los precios. Mientras que la deflación marca una bajada, la inflación nos marca el caso contrario, es decir, una subida de precios. Ambas variaciones, medidas mediante el IPC o Índice de Precios de Consumo, pueden ser más o menos marcadas y, por lo tanto, afectar más o menos a nuestra economía. En este artículo te contamos todo sobre ellas y cuál es la que más te puede afectar.

¿Qué es la inflación de un país?

Cuando hablamos de inflación nos referimos a la subida general de precios de forma sostenida de la economía de un país, es decir, el aumento de los precios en todos los productos y servicios que se consumen dentro de un territorio. La subida puede ser más o menos pronunciada y esto hace diferenciar varios tipos de inflación.

Además, según estos niveles, la inflación puede afectar de manera negativa en mayor o menor medida. En los casos más graves, puede llegar a producir un estado de crisis económica.

Tipos de inflación

Como hemos comentado, se pueden diferenciar varios tipos de infracción dependiendo de cómo es el aumento de los precios.

  • Inflación moderada: se trata del nivel más bajo, en el que la subida de precios es más lenta. Los precios son bastante estables.
  • Inflación galopante: el aumento de precios es superior al anterior, entre un 30% y un 240%. Generalmente, el consumo de muchos productos se reduce.
  • Hiperinflación: Es el caso más extremo y no es frecuente que suceda. El porcentaje de subida mensual puede ser mayor al 50%. El valor de la moneda se desploma.

En el segundo nivel de inflación ya se podrían producir crisis económicas del país. Que afectan en gran medida a nuestra economía personal.

¿Qué es la estanflación?

Hablando de estas dos situaciones y teniendo en cuenta el panorama actual que estamos viviendo, es importante saber el significado de estanflación. Este concepto se refiere a un proceso de aceleración de la inflación al mismo tiempo que la tasa de desempleo son muy altas. De esta manera, este concepto refleja la situación en que la existe una recesión (bajada del PIB durante dos semestres consecutivos) al mismo tiempo que se produce la inflación.

Esta podría tratarse de una de las peores situaciones que puede vivir un país, (n0 es común) ya que las medidas que pueden tomar tanto gobiernos como bancos centrales son un perder-perder. Para muchos economistas, “lo peor de los dos mundos”.

¿Qué es la deflación y cuáles son sus consecuencias?

Cuando un país se encuentra en un proceso de deflación, lo que está sufriendo es una bajada general de los precios, de bienes y servicios, de forma constante y en un tiempo prolongado. El tiempo mínimo para considerar que nos encontramos en un proceso de deflación es de 1 año, según indica el Fondo Monetario Internacional.

¿Por qué la deflación es mala?

El principal problema de la deflación es que puede crear un círculo vicioso. Al caer la demanda en productos y servicios, las empresas no reciben los beneficios esperados, de esta manera bajan los precios para obtener ventas. Para poder conseguir una reducción de costes, se producen despidos de empleados, los cuales se quedan en paro. En este contexto, las personas que ya no tienen tantos ingresos, reducen su consumo y, por tanto, la demanda sigue bajando. Así sucesivamente.

¿Qué es la desinflación?

La desinflación también se trata, al igual que la deflación, de una bajada de los precios. Sin embargo, en esta situación realmente se considera que la inflación decrece, ya que el cambio no llega a alcanzar un nivel de crecimiento cero o negativo.

Cuando hablamos de desinflación también nos podemos referir a una política que los gobiernos aplican para que se produzca una bajada de la inflación en el país. Aquí hay que ser prudente, puesto que una mala política podría llevar a un proceso de deflación.

que es deflación e inflación

Causas de la inflación y deflación

Las causas que producen estos dos procesos están relacionadas principalmente con la oferta y la demanda de productos y servicios. Las variaciones que se producen pueden producirse por diferentes motivos.

¿Qué puede provocar la inflación?

Se puede producir un proceso de inflación de un país debido a varias situaciones:

  • Una mayor demanda o aumento del consumo. La oferta es menor a la demanda, lo que provoca una subida de precios.
  • Aumento de los costes de las materias primas o inflación por costes. El encarecimiento de las materias primas provoca una subida de precios en los productos que se fabrican después.
  • Inflación autoconstruida. Es un ajuste de precios. En momentos en los que se prevé que los precios van a subir. Empiezan a subir antes de tiempo para que sea más gradual.
  • La inflación generada por expectativas de inflación. (Un círculo vicioso). En países con una inflación alta. Los trabajadores solicitan un mayor salario. Las subidas salariales encarecen los productos y servicios, puesto que los empresarios quieren obtener los mismos beneficios. Esto da lugar a una subida de los precios.

¿Cuáles son las causas de la deflación?

De forma general, un proceso de deflación se produce cuando la demanda de productos y servicios es menor que la oferta de los mismos. Las empresas se ven obligadas a reducir precios. Esta situación puede darse debido a dos causas:

  • Una disminución de la demanda, que continuada en el tiempo, podría llegar a catalogarse de recesión económica. Un ejemplo de esto es la Gran Depresión en Estados Unidos a finales de los años 20, comienzo de los 30.
  • Exceso de la oferta: En periodos de crecimiento económico, es posible que la demanda aumente y, por tanto, se produzca una reacción por parte de las empresas, generando más oferta. El problema llega cuando la oferta sobrepasa los límites. Este problema se acentuó cuando se comenzó con un comercio más global, en el que había más competencia.

Diferencias entre inflación y deflación

Tanto la deflación como la inflación son dos procesos negativos para la economía de un país. Según hemos podido ver en puntos anteriores, la inflación y la deflación son dos procesos de cambio de precios en los que se dan situaciones opuestas. Estas son sus diferencias:

  • Mientras que el proceso de inflación refleja una subida de los precios, la deflación se trata de una bajada de los mismos. Para que ambos procesos sean considerados como tal deben ser cambios notables y continuados en el tiempo (generalmente de un año).
  • Aunque ambas suelen ser negativas, cuando hay un proceso de inflación los más beneficiados de ello son los deudores, sin embargo, en la deflación son los acreedores.
  • Estos dos procesos afectan al valor de la moneda de un país, pero de diferente manera. De este modo, mientras que durante la inflación se devalúa, en la deflación se devalúa. Así, en períodos de inflación se pierde poder adquisitivo y en deflación se gana.

¿Qué es más peligroso para una economía la inflación o la deflación?

Ambas situaciones afectan negativamente a la economía de un país y de sus ciudadanos. Una subida de precios, si no se equipara con una subida salarial de los trabajadores, perjudica en gran medida a los trabajadores. De esta manera, con la misma cantidad de dinero podrás comprar menos cosas, perdiendo valor el dinero, haciendo que tengamos un menor poder adquisitivo.

La deflación implica una bajada de precios, pero esto no implica que sea algo positivo, esta situación puede llegar a ser incluso peor que la anterior. Si bien es cierto que al bajar los precios de bienes y servicios conseguimos poder adquisitivo y con el mismo dinero podemos conseguir más cosas, las consecuencias de este proceso son bastante malas. Ya que puede concluir en una gran cantidad de despidos, afectando de manera directa en la economía de los ciudadanos.

Con todo esto podemos decir que lo mejor es encontrar una estabilidad de los precios.

Porque es importante la estabilidad de precios

La estabilidad en los precios se da cuando el dinero mantiene su valor a lo largo del tiempo, aunque vaya teniendo pequeñas subidas y bajadas (casi imperceptibles para nuestra economía). Esta estabilidad en los precios es una situación perfecta para tomar decisiones sobre ahorro y que productos de ahorro podemos contratar para ello.

Además, cuando nos encontramos en un periodo de estabilidad de precios, el crecimiento económico y el empleo se estimulan. Gracias a esto se puede realizar de forma más sencilla una comparación de precios y disminución del coste de préstamos. Esta situación es la que buscan tener todos los países en particular, así como la Eurozona.

Calcula tu precio con Getlife...

Asegúrate en 3 minutos 100% online, aprobamos tu solicitud de forma instantánea.