Getlife

Comercio electrónico ¿Cómo protegerse ante las estafas?

comercio electrónico seguro: protegerse de estafas

Cada vez son más los clientes y comercios electrónicos que sufren estafas a través de internet. El fraude comercio electrónico va en aumento, algo lógico si tenemos en cuenta que cada vez son más las empresas que cuentan con negocios en la red y que, por lo tanto, se encuentran conectadas a esta. En este artículo te vamos a mostrar cómo te puedes proteger de dichas estafas. Tanto si eres cliente como si cuentas con un comercio electrónico, te recomendamos algunas medidas para que estés mucho más protegido.

Claves de un comercio electrónico seguro: Cómo protegerse de las estafas

La compra de productos y servicios de manera online es en la actualidad algo muy común. Por ello, ya seas un comercio electrónico o un cliente, es importante que tomes ciertas medidas de seguridad. Aquí te dejamos las más importantes:

8 recomendaciones para los consumidores de comercios electrónicos

De la misma forma que a una empresa se la puede engañar por internet, lo mismo sucede en el caso contrario, que sea el cliente el engañado. A pesar de que regentes un negocio, también es probable que lleves a cabo parte de tus compras por internet. Para evitar que esto te pase y seas engañado te vamos a dejar por aquí una serie de recomendaciones para que también las tengas en cuenta.

Compra únicamente en páginas seguras

La mejor forma de que no te engañen a la hora de comprar en internet es llevar a cabo tus compras en páginas seguras. Una página es segura si su URL empieza por la expresión https y, además, puedes ver un pequeño candado en la parte izquierda de la barra.

Estos son los indicadores necesarios para saber que te encuentras en una página en la que sabes que tus datos están encriptados y que viajarán hacia la página de forma segura, para que nadie se haga con estos por el camino.

Es posible que la página no tenga intención alguna de engañarte, pero si esta no es segura es más que probable que haya una importante cantidad de delincuentes informáticos esperando a que lleves a cabo algún pago para poder sustraerte los datos de la tarjeta de crédito entre otros.

Por otro lado, si llevas a cabo las compras a través de tu teléfono móvil, lo mejor que puedes hacer es hacerlas a través de la aplicación oficial. Cerciórate que la aplicación que estás utilizando es la oficial del propio establecimiento para así evitar toda clase de dudas o engaños.

No te creas las ofertas imposibles

Si compras una televisión 4k de 50 pulgadas en internet por 20€, lo más probable es que te quedes sin televisión y, por supuesto, sin los 20€. Olvídate de los chollos imposibles, nada de eso es verdad. No importa que te encuentres en periodo de rebajas o se trate de un día cualquiera, nadie te va a regalar nada por internet.

  • Por otro lado, si tienes cualquier tipo de duda con el descuento de un producto, lo más recomendable es que visites también otras páginas y compares. Este tipo de ofertas desorbitadas son perfectas para conseguir los datos de aquellas personas que quieren comprar ese artículo de forma desesperada.
  • Además, este tipo de ofertas suele tener un componente asociado, la temporalidad. Es habitual encontrarse con uno de estos chollos en internet y que, al lado del precio, aparezca un contador regresivo que nos indica que queda poco tiempo para que la oferta expire.

El propósito de este contador es sembrar la duda al cliente y generarle prisa. Con esta prisa generada el cliente tiene menos tiempo para poder pensar la oferta y, por lo tanto, se lleva a cabo una compra impulsiva. Estas compras impulsivas son lo peor, sobre todo cuando se trata de un engaño como estos porque al final no acabas valorando la situación y te acabas dejando llevar por el miedo a que la oferta se acabe y hayas desaprovechado una oportunidad.

fraude comercio electrónico

Comprueba las opiniones de los usuarios por internet

Una buena forma de poder evitar ser estafado por una tienda online es tratar de buscar en internet opiniones de esta.

Es probable que dentro de una página web que estafa a sus clientes aparezcan comentarios de todo tipo, de personas falsas, tratando de ensalzar la tienda con el propósito de engañar. Esto no son opiniones reales y pueden llegar a confundir a los usuarios.

Lo mejor es buscar el nombre del negocio en Google y ahí podrás encontrar una gran cantidad de información facilitada por otros usuarios. De esta forma, podrás valorar las experiencias que han tenido otras personas en la página que comparten sus opiniones con el ánimo de que nadie más vuelva a ser engañado.

Además, si la página es fraudulenta y ha engañado a bastantes personas, encontrar este tipo de información no te resultará complicado ya que existirán muchas opiniones en la red al respecto.

Comprueba la información de la empresa

En cualquier tienda online que se precie deberá de aparecer en algún apartado la información de la empresa. En este caso hablamos de su sede, los datos de contacto que tienen o quién es el responsable de la tienda online.

Sobra decir que las páginas que son fraudulentas no cuentan con este tipo de información. Por otro lado, también es posible encontrar esta información, pero que sea falsa. Siempre puedes cotejar la información de la página con la información que te encuentres en internet si tienes cualquier tipo de duda y así saber si lo que realmente ponen es verdad.

Lleva a cabo pagos seguros

Es bastante característico que una página cuente con varias formas de pago online. En este caso, te recomendamos siempre que lleves a cabo pagos que sean seguros. Muchas pasarelas de pago, por ejemplo, Paypal, ofrecen seguridad al consumidor. También incluso puedes pagar con tarjeta de crédito sin problema ya que en la gran mayoría de los casos los bancos pueden devolver el pago.

Lo que nunca debes de hacer es enviar dinero de forma anónima, hacer transferencias bancarias o cualquier otro tipo de operación dudosa. Muchas páginas tratarán de seducirte ofreciéndote un descuento si haces ese tipo de pago, pero debes de tener en cuenta que esos pagos nunca están protegidos, por lo que es probable que pierdas tu dinero.

Siempre que te encuentres renunciando a cualquier seguridad que pueda ofrecerte una forma de pago habitual estás poniendo en riesgo tu dinero. Si prefieres un pago mucho más seguro en el que no quieras dejar información de tu tarjeta, siempre podrás optar por utilizar una tarjeta de prepago con el dinero justo.

Ten cuidado con el phishing

El phishing es una de las técnicas más peligrosas que te puedes encontrar en internet. En base a esta técnica, los estafadores se encargan de plagiar páginas haciendo una copia idéntica de la página original. La única diferencia que puede existir en comparación con la página original es que los precios están cambiados, haciendo que estos sean mucho más sugerentes para el cliente.

El problema que sucede con esto es que realmente no te encuentras comprando en la página original, sino que estás comprando en una copia en donde tu producto nunca te va a llegar. Cuando vayas a comprar verifica siempre el candado que te hemos explicado antes que se encuentra en tu navegador de direcciones y también que cuente con el https. De esta forma sabrás siempre que estás ante la página original.

Comprueba una página con una lista negra de tiendas online

En internet te puedes encontrar una gran cantidad de contenido con listados de tiendas online fraudulentas. Esta lista negra de tiendas online 2021 te permitirá saber que páginas online han sido marcadas como fraudulentas, para que evites llevar a cabo alguna compra en dichas páginas.

Es importante que tengas en cuenta que las tiendas que figuran en estos listados han cometido varios fraudes, es decir, no se limitan a la mala experiencia de un cliente para aparecer en dicho listado. Esto es importante ya que se tiene en cuenta que se ha estafado a más personas y que estas lo han compartido en internet para evitar que otras personas caigan en los engaños.

lista negra tiendas online

Utiliza métodos seguros como la clave de comercio electrónico seguro

La clave de comercio electrónico seguro es una modalidad que puede ofrecerte tu entidad bancaria para poder llevar a cabo las compras de forma segura. Siempre que vayas a realizar una compra en tu tienda habitual te llegará un mensaje al teléfono móvil con un código. Este código que te llega es la clave de comercio electrónico seguro que deberás de introducir para confirmar la compra a través de tu banco.

Es como si se tratase del doble factor de toda la vida que se utiliza para proteger toda clase de cuentas. Es importante saber que esta clave de comercio electrónico seguro no va a evitar que te engañen si has comprado en una tienda online fraudulenta, pero si que te va a proteger si te han robado la tarjeta y están llevando a cabo pagos asociados a esta. Al llegarte cualquier tipo de pago al móvil mediante un SMS, con no reenviar el código que se te ha enviado la operación quedará anulada, es decir, nadie podrá pagar con tu tarjeta sin tú consentimiento.

En definitiva, la mejor forma de poder prevenir el fraude comercio electrónico es saber donde uno está comprando. Comprar en páginas desconocidas es bastante arriesgado, más aún cuando las ofertas son irrechazables y no te las encuentras en ningún otro lugar de internet. Tener un poco de sentido común en estos casos te ahorrará a llevarte más de un disgusto, por lo que debes de ser prudente cuando de gastar el dinero se trate.

8 claves para ser un comercio el electrónico seguro

Si tienes una tienda o comercio online, debes tener en cuenta que la seguridad es muy importante. Debes protegerte ante las estafas, pero también debes dar confianza a tus clientes con buenas prácticas. Te contamos cuales son las acciones que debes llevar acabo para ser un comercio seguro.

Deja bien claras las políticas de tu tienda

No es necesario encontrarse con un estafador profesional ni con un hacker para poder sufrir una estafa a través de internet. Cualquier usuario podría estafar a tu tienda si no dejas claras las políticas de tu negocio. Te recomendamos que crees un apartado dentro de tu tienda online en donde dejes clara como es la política y postura de tu negocio.

En este apartado deberás de resolver a toda clase de preguntas que pueden crearte un conflicto con tus clientes. Por ejemplo, deberías de dejar claro de cuánto tiempo dispone el cliente para poder devolver un artículo, cómo funcionan las devoluciones en tu negocio, las reclamaciones y el tiempo que tardan o quien paga los gastos de envío en caso de devolución.

Dependiendo de la naturaleza de tu negocio deberás de explicar si existe un reembolso por el artículo o si alguno de estos no admite devolución. Además de que estas políticas es importante que se encuentren en algún lugar de tu tienda online, también te recomendamos que se muestren cuando se lleve a cabo el proceso de pago y que el cliente tenga que aceptarlas.

De esta forma no tendrá la excusa de que no las ha visto y, por supuesto, sabrás que las ha aceptado. La aceptación de dichas políticas durante el proceso de compra te protegerá contra futuros fraudes. Por supuesto, todas estas políticas deben de ser del todo legales.

Envía todos los paquetes certificados

Esto es uno de los errores más habituales de los novatos. Las empresas de comercio electrónico que venden a través de internet toda clase de bienes tienen que enviarlos a sus clientes. Muchas veces se presta más atención a la seguridad del envío, es decir, que el artículo se encuentre protegido para que no sufra ninguna rotura durante el viaje, que al propio envío en sí.

  • A la hora de enviar cualquier tipo de paquete tienes que asegurarte de que este es certificado. Un envío certificado cuesta más dinero que un envío ordinario, sin embargo, con este tendrás la seguridad de que el cliente realmente ha recibido el artículo.
  • El error reside en enviar cualquier paquete sin acuse de recibo.

Si haces eso, el cliente puede alegar perfectamente que el paquete se ha perdido o que no le ha llegado por el motivo que sea. A pesar de que este haya recibido su pedido, no tendrás ninguna forma de poder demostrar que realmente el envío le ha llegado. Esta mala fe por parte del cliente te haría quedarte sin el artículo y, por supuesto, sin el dinero.

Si no te gusta pagar más por el envío certificado siempre puedes incluir el coste de este al cliente. Al fin y al cabo, se trata de una medida que os protege a los dos y es algo habitual cuando se compra a través de internet.

Obliga a tus clientes a tener contraseñas seguras

En la gran mayoría de los comercios electrónicos es necesario crear una cuenta para poder llevar a cabo una compra. Esto implica tener que abrirse una cuenta, con su correspondiente nombre de usuario y contraseña. Llegado a este punto es importante que, durante el proceso de registro, obligues a tus clientes que estos establezcan una contraseña complicada.

Esto lo puedes hacer implementando un protocolo que obligue a que en la contraseña haya:

  • Una letra mayúscula
  • Una minúscula.
  • La necesidad de incluir algún número
  • Signos de puntuación

Con esto conseguirás una clave de comercio electrónico seguro mejorando los datos de tus clientes.

Con una contraseña complicada es mucho más difícil que a un cliente le roben la cuenta y, por lo tanto, se evita que se cometa ese tipo de fraude. Además de para la seguridad de tu empresa, esto es muy necesario para el cliente, sobre todo si tiene guardado cualquier tipo de información de pago en su cuenta, por ejemplo, una tarjeta de crédito memorizada.

claves comercio electrónico segruo

Cumple con la normativa PCI

Si tu negocio ofrece la posibilidad de pagar mediante tarjeta de crédito te interesa conocer y poner en práctica la normativa PCI. Esta normativa sirve para mejorar la seguridad en el almacenamiento de los datos de tus clientes, algo fundamental cuando el pago se lleva a cabo a través de tarjeta de crédito.

La forma más sencilla de asegurarte de que tu tienda cuenta con la normativa PCI es utilizar una plataforma de ecommerce que la integre o la propia herramienta de terceros. Además, con esta normativa implementada en tu negocio, te aseguras estar protegido teniendo en cuenta la Ley de protección de datos.

Código de seguridad en las compras por tarjeta

La forma de pago más habitual cuando se trata de llevar a cabo una compra por internet es la tarjeta de crédito. Si cuentas con un negocio en internet, es más que probable que cuentes con una pasarela de pago que permita el pago por tarjeta.

  • Debes de asegurarte de que durante el proceso de compra se pide el código de seguridad que figura en la tarjeta. Este código de seguridad son los tres números que se encuentran en la parte de atrás de la tarjeta y que sirven para identificar a la tarjeta en sí además de para autorizar la compra.

Con esta práctica te aseguras de que sea más complicado el robo de tarjetas y, por lo tanto, logras que tu venta sea mucho más segura. Asegúrate de que este código se pide siempre en cada compra, independientemente del volumen de compras que se hagan.

Haz un seguimiento de tus clientes si ves algo sospechoso

A pesar de que la gran mayoría de medidas para protegerse de las estafas de internet están automatizadas, lo cierto es que en estos casos también juega un papel muy importante el sentido común. Con esto queremos decirte que, en ocasiones, deberás de ser tú mismo quien compruebe los pedidos para esclarecer si realmente hay algo raro.

Tu puedes tener un cliente registrado que vive en Madrid. Gracias al registro de compras puedes comprobar que este cliente periódicamente lleva a cabo pedidos que se los entregas en Madrid. Sin embargo, de la noche a la mañana te llega un pedido inusual por parte de ese cliente y, en lugar de pedirte que lo entregues en Madrid en su domicilio habitual te pide que se lo entregues en otro país.

Esto como mínimo debería de hacerte sospechar. En este caso es probable que se haya producido un robo de la cuenta y se esté haciendo un pedido a su nombre a la par que el producto se entrega en otro lado. Deberías de ponerte en contacto con el cliente o parar la operación si piensas que algo es sospechoso o no es tan habitual como debería.

Comprueba las direcciones

Una de las prácticas más habituales por parte de los estafadores es que la dirección de envío y la de facturación son diferentes. Esto suele producirse cuando una tarjeta de crédito es robada y se lleva a cabo el pago del servicio con la misma mientras que el producto se envía a otro lado.

Deberás de sospechar también cuando las compras son múltiples, ya que es en las compras más caras cuando los estafadores suelen llevar a cabo sus engaños.

Formación del personal

Es importante que el personal de tu empresa tenga conocimiento de todas estas prácticas para que también puedan evitar contigo las estafas. De nada servirá si la persona que tienes al mando no comprueba las direcciones o no sabe detectar cuando un pedido puede parecer sospechoso.

Establece algún curso de formación y trata de capacitar a tus trabajadores al máximo para que conozcan estas malas artes y cómo pueden proteger de ellas a la empresa. Un trabajador bien formado es un trabajador que comete menos errores, algo que hoy en día es fundamental cuando hay tanto fraude en internet de por medio.

Lleva a cabo un pago de prueba

Finalmente, la mejor forma de saber que todas estas medidas funcionan y que están bien implementadas es llevar a cabo un pago de prueba. Simula que compras un producto dentro de tu propia página y presta atención al proceso de compra.

Recuerda que en durante este proceso se te debería de pedir el código de seguridad de la tarjeta, llevar a cabo la compra desde una cuenta registrada o que aparezcan las condiciones de la tienda a la hora de pagar.

Si falta cualquier cosa ahora es el momento de añadirla para que les aparezca a los clientes cuando vayan a comprar cualquier artículo y así no estarás dentro de la lista negra de tiendas online 2021.

Calcula tu precio con Getlife...

Asegúrate en 3 minutos 100% online, aprobamos tu solicitud de forma instantánea.