Getlife

5 consejos para ahorrar combustible

como ahorrar combustible

Desde hace unos meses hemos experimentado una de las mayores subidas en el precio del combustible de la historia. Para evitar grandes sustos cada vez que vayáis a repostar, os aconsejamos que alarguéis ese momento intentando gastar menos. En este artículo os descubriremos 5 formas de ahorrar combustible que os cambiará la vida.

¿Cómo se puede ahorrar combustible?

Como método de ahorro, cada vez son más las personas que observan con detenimiento cuánto consume un vehículo antes de comprarlo. De hecho, la venta de vehículos eléctricos ha crecido considerablemente. Además del precio del gasóleo y gasolina que es cada vez más elevado, la sociedad está cada vez más concienciada con el medio ambiente y trabaja en ser más sostenible con el planeta.

Si te preguntas cómo se puede ahorrar combustible, aquí te dejamos las 5 formas de ahorrar gasolina más efectivas.

Para ahorrar combustible ¿Qué es recomendable?

Con la subida de los precios en el combustible, muchos buscamos la manera de ahorrar un poco en el uso de nuestro vehículo. Hay algunas prácticas que pueden ayudarte  con este objetivo. En este caso vamos a especificar las 5 más importantes y fáciles de cumplir. Aunque no supongan un gran ahorro, si veras como esto mejora el rendimiento del combustible.

1. Planifica tu viaje para ahorrar combustible

El principal consejo para comenzar a ahorrar combustible es planificar tu viajes más largos. Un viaje planificado te va a permitir llegar de manera más rápida, sencilla y económica a tu destino y solo deberás de emplear unos 10 minutos previos.

  • Conoce a tu coche. Para ahorrar combustible es crucial que sepas cómo es tu coche, si tiene tecnologías ecológicas para reducir el consumo o controlarlo, si el ordenador a bordo tiene indicadores para que controles el consumo y otros parámetros o para conocer el rendimiento.
  • Intenta coger la autopista. Aunque a veces los precios pueden ser elevados, te aseguramos que notarás un ahorro en el combustible mucho mayor que el precio del peaje. La autopista te permite conducir de forma suave y constante a 120 km/h.
  • Utiliza un medidor de consumo y control de crucero para valorar velocidad en viajes más largos y mantener siempre la misma.
  • Reposta con el carburante adecuado. En el caso de la gasolina, comprueba con tu fabricante si es adecuado emplear la de 95 octanos ya que resulta más económica.
  • Comparte coche. Si vas solo a un destino o te sobra una plaza, te interesarán las Apps para compartir coche como BlaBlaCar. Puede salirte prácticamente gratis tu viaje a un destino lejano.

2. Presta atención dónde y cómo repostas combustible

Como ya habrás podido comprobar, cada gasolinera o estación de servicio ofrece el combustible por un precio diferente. Por eso, debes tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Compara gasolineras. El precio del combustible puede variar más de 50 céntimos el litro dependiendo del sitio al que vayas. No repostes al azar y busca a través de Apps de comparadores de precios cuál es la que más te conviene.
  • Descárgate esta App que te ayudará: Precio de Gasolina al Instante para Android o Fuel-Flash para iOS.

Los lunes son los días más baratos para repostar, el sábado el día más caro, y en autopistas y en periodos vacacionales (operaciones salida) es más caro también. También es aconsejable hacerte miembro del club de fidelidad de una estación de servicio y repostar cuando las temperaturas son más suaves (mañana temprano) porque así se optimiza mejor el carburante.

3. Llevar lo imprescindible en el maletero

Haz limpieza de coche por lo menos cada dos de semanas. Sin darnos cuenta vamos acumulando “trastos” y objetos de todo tipo en el maletero o en la parte de atrás del coche. Por eso, te recomendamos optimizar el espacio y carga del coche:

  • Si tenemos niños y un viaje largo lo vamos a hacer sin ellos, desmonta y saca alzadores o sillitas para eliminar ese peso.
  • Deja todo lo que no vayas a necesitar fuera del coche. Todo el peso lastre que vaya, se notará en nuestra factura de la gasolinera.
  • El coche no es un almacén. A la larga, puede resultar hasta más económico alquilar un trastero o dedicar más tiempo al orden y colocación de ciertos objetos.

ahorrar carburante ventilar vehículo

4. Revisa tu vehículo

Para ahorrar combustible es recomendable tener tu vehículo siempre a punto y revisado. Es muy importante que antes de un viaje largo o muchas horas de conducción revises la presión de las ruedas, que es un elemento que solemos olvidar. Una presión inadecuada de las ruedas puede hacer que aumente el consumo.

Además del mantenimiento de llantas y ruedas, no olvides supervisar los frenos. La idea es, que además de mantener una distancia de frenado segura, no tengas que hacer frenados bruscos para aprovechar la velocidad que llevabas y no “malgastar” ese consumo.

5. Marchas largas, velocidad constante y apaga el motor

Otro de los hábitos que más afecta al ahorro de combustible es la forma de conducir. Para reducir el consumo siempre se aconseja “apurar” las marchas y aprender a cambiar correctamente ya que tampoco es bueno revolucionar al coche (se gasta más combustible y se puede estropear el motor). No hagas aceleraciones nada más arrancar el coche.

El Control de Velocidad Crucero te ayudará para mantener una velocidad constante y en viajes largos notarás mucho la reducción del consumo así como la tranquilidad al conducir. Aprovecha también la inercia de las cuestas y la velocidad que se consigue de forma más natural.

También te recomendamos que en paradas más prolongadas apagues el motor ya que al ralentí, sigue consumiendo carburante.

Para ahorrar carburante ¿Cómo se debe de ventilar el vehículo?

Por último, una de las mayores variables que afectan al consumo de carburante es la climatización del vehículo. ¿Qué gasta menos: el aire acondicionado o las ventanas abiertas? Definitivamente, te aconsejamos el aire acondicionado o calefacción. Además de ser más seguro para la propia conducción, las ventanas abiertas (sobre todo en autovía o autopista) ralentizará el paso del vehículo por lo que tendrás que acelerar más. En caso de temperaturas más extremas, ni siquiera refrescará verdaderamente el ambiente.

  • Para que el aire acondicionado no consuma mucho carburante, procura mantener aparcado el vehículo en zonas frescas o sombrías para que el motor no tenga que hacer un gran sobreesfuerzo por enfriar el aire.
  • En el caso del calor, pon la calefacción cuando el motor lleve al menos 10 minutos encendido ya que aprovechará el calor natural para calentar el aire.

No olvides tener los filtros del aire a punto para que no provoque una reducción de la potencia del motor y por ende, un mayor consumo de combustible.

Calcula tu precio con Getlife...

Asegúrate en 3 minutos 100% online, aprobamos tu solicitud de forma instantánea.